Rubén Rivarola: "Antes de lanzarlo a la calle hay que capacitar a nuestro Ejército"

El presidente del Partido Justicialista se refirió a la decisión presidencial de enviar tropas del Ejército Argentino al interior, para realizar apoyos logísticos y colaborar con las otras fuerzas de seguridad.

Rubén Armando Rivarola dijo que "no me parece mal el espíritu de la decisión (del presidente Mauricio) Macri, porque en la lucha contra el narcotráfico, el contrabando y en la defensa de sitios estratégicos, como centrales energéticas o yacimientos importantes, siempre se necesitará del respaldo de las Fuerzas Armadas en su cuidado y protección. Lo que yo cuestiono es la forma en que se toma la decisión y la manera en que se instrumenta", señaló.

Otra preparación

"En primer lugar, los militares no son fuerzas de ocupación de sus propios territorios, están preparados para la guerra, son profesionales dispuestos al combate y a repeler ataques militares. Sinceramente no los veo capacitados para enfrentar la posibilidad de revueltas callejeras, piquetes o manifestaciones y protestas sociales que pudieran surgir. El militar no sabe cómo actuar frente a ese tipo de expresiones, que requieren de una inteligencia específica y de acciones persuasivas, disuasivas, o de choques urbanos, donde la experiencia nos muestra que se llega a tumultos, grescas, enfrentamientos callejeros con forcejeos o gases lacrimógenos. El militar dispara munición de guerra y actúa según su preparación en otros escenarios", agregó el legislador.

"Cuando digo que no me opongo, quiero decir que primero se debería preparar a las Fuerzas Armadas para ese apoyo logístico en democracia. Darles un entrenamiento especial, tanto en lo puramente castrense, como en la actitud mental e intelectual que los ubique en esta nueva función que el Presidente quiere, para trabajar en defensas estratégicas que no respondan a hipótesis de conflicto con amenazas extranjeras, que es lo que hoy saben hacer", graficó Rivarola.

Apresurada e inconsulta

"La forma en que se manda al Ejército al interior me parece apresurada, además de inconsulta, y en un momento muy crítico del país. Nuestras Fuerzas Armadas soportan salarios insuficientes, carecen de equipamiento moderno, no tienen presupuesto adecuado para el funcionamiento y el mantenimiento", resaltó Rubén Armando Rivarola.

"Pero, además necesito plantear otra objeción de tipo histórica: en esas condiciones, es un alto riesgo lanzar el Ejército al interior. El antecedente fue el tristemente famoso ‘Plan Conintes (Conmoción Interna)’ con el que el presidente (Arturo) Frondizi usó el Ejército para contener reclamos sociales, principalmente de estudiantes y trabajadores en 1958. Y luego, los decretos que ordenaron la ‘aniquilación’ de la guerrilla en los setenta que terminó con la más sangrienta dictadura de la historia. Sé que hoy las condiciones son totalmente diferentes, pero siento la obligación de advertir que a veces con muy buenas intenciones se abre la puerta del infierno", expresó.

Nuevas funciones

"Admiro y respeto a estas Fuerzas Armadas de la democracia, pero creo que antes de lanzarlas a la calle, hay que capacitar a nuestro Ejército para las nuevas funciones que se le ordena cumplir", finalizó el diputado Rivarola.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Importante ahora

cargando...