La Cueva, un tesoro escondido de Humahuaca

La Cueva es un poblado ubicado a unos 15 kilómetros de Hipólito Yrigoyen, en el departamento de Humahuaca que cuenta con grandes atractivos para conocer.

Este poblado parece haber sido un centro importante de la Quebrada de Humahuaca. Sus callecitas empedradas, la capilla y las casas que aún se conservan dan cuenta de la importancia que tuvo este lugar en tiempos coloniales.

Al recorrer el sitio, se observan casas antiguas, abandonadas, algunas de piedra y otras más actuales de adobe. En algunas de ellas, todavía persisten candeleros y restos de vasijas. Otras, ya no tienen el techo, pero sí sus estructuras.

Buscando algún material bibliográfico que hable de este poblado, encontramos un escrito de Gabriela Sica en el que se menciona que La Cueva fue una merced otorgada por el gobernador de Tucumán en 1717 a Joseph Delgado. En ese entonces era conocida como estancia Limpia Concepción La Cueva y habría pertenecido a los descendientes de Delgado hasta 1771, año en el cual la viuda de Miguel Delgado vendió esa propiedad al Marqués de Tojo.

Por otra parte, María Ester Albeck menciona a La Cueva como una de las postas españolas más importantes de la Quebrada del siglo XVIII.

Lo cierto es que las construcciones que se encuentran en La Cueva, dan cuenta de que este sitio tuvo cierta relevancia en esta zona.

En el caserío, además hay una capilla blanca, la cual está refaccionada y bien preservada con un campanario al cual se accede por una pequeña puerta azul ubicada en la fachada de la capilla.

En La Cueva hay dos cementerios ubicados en un cerro y a los que se accede por un sendero marcado.

En el antiguo cementerio se encuentran cruces que indican que ahí yacen los restos de personas fallecidas en tiempos coloniales, con cruces que señalan como fechas la segunda mitad de 1800. Mientras que el nuevo cementerio está ubicado a unos metros del antiguo y es el que utiliza el poblado actual para dar sepultura a sus difuntos.

Pero, el atractivo más importante se encuentra cruzando el río. Se trata de una cueva, en la que apareció la Virgen de la Purísima Concepción, el 8 de diciembre de 1875.

Este dato se encuentra en una placa ubicada en la pared construida para preservar el sitio. Al llegar a este lugar, lo primero que vemos es una pequeña puerta verde de madera con paredes de adobe pintadas de blanco.

Pero al ingresar a esta pequeña caverna, se observa un altar y a la derecha de éste, hay una pequeña hornacina.

Las piedras de la cueva en la parte superior son de color negro con algunos sectores blancos.

Lo cierto es que esta cueva es un lugar casi desconocido por los jujeños pero que está cargado de valor religioso ya que es un sitio indicado como el elegido por la Virgen para hacer una de sus apariciones.

La patronal

La fiesta patronal de La Cueva en honor a la Purísima Concepción se realiza el 8 diciembre, es uno de los momentos más importantes de esta comunidad.

Reside una sola familia


Actualmente, en La Cueva vive una sola familia integrada por diez personas. Fabián Velázquez es un joven de 18 años que reside allí y fue quien dialogó con nuestro medio. Al principio se mostró tímido pero de a poco fue entrando en confianza y nos habló de su lugar. Según su relato, su familia se encarga de cuidar y preservar este sitio para que nadie usurpe las casas abandonadas o dañe este lugar.
Fabián estudia por las mañanas en el secundario de la localidad de Hipólito Yrigoyen y por las tardes cuida a los animales que su familia posee. Este joven amable de La Cueva dijo que por ese sitio no hay turistas porque la gente no conoce las bellezas y la historia que tiene ese lugar.
El joven además mencionó que caminando por uno de los cerros se encuentra otro sitio importante: un antigal al que ellos llaman Picacho.
La Cueva se presenta así como un sitio muy interesante para conocer. Los amantes de los paisajes rurales, en el que se respira un aire colonial encontrarán allí un sitio que sin dudas no los defraudará.

Cómo llegar


Partiendo desde San Salvador de Jujuy se toma la ruta nacional Nº 9, pasando por Humahuaca se continúa unos kilómetros hasta llegar al camino de tierra que lleva a la localidad de Iruya. La primera localidad a la que se llega por ese camino es Hipólito Yrigoyen, conocida como Iturbe o la capital del Sauce. Desde allí, se continúa en el camino hacia Iruya hasta llegar a un desvío en el que se debe tomar el camino de la izquierda. 
Todo el trayecto para llegar a La Cueva está señalizado, por lo que llegar no es difícil. El camino es angosto y en el recorrido se pueden ir observando paisajes increíbles.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Estás de acuerdo con la implementación de detectores de mentiras en Jujuy?

Importante ahora

cargando...