Un taxiboy le robó el pantalón a su cliente

La Justicia trata de esclarecer un confuso episodio protagonizado por dos hombres, quienes se denunciaron mutuamente. Cada uno contó una historia distinta de un hecho que tuvo todos los condimentos de un película tragicómica: sexo, robo, persecución y sangre.

El episodio ocurrió el domingo a la madrugada en la ciudad de Embarcación y culminó con la denuncia de un hombre que se presentó en la comisaría desnudo de la cintura para abajo y otro que llegó rengo al hospital zonal con una fractura de peroné expuesta y ensangrentado. Se dice por aquella población del norte que todo comenzó cerca de la estación de servicios donde los protagonistas del suceso, ambos mayores de edad, entablaron una conversación. Uno de ellos conducía una camioneta Toyota, el otro un trabajador común. El de la 4x4 buscaba sexo y cocaína o al revés en tanto que el otro solo dinero. Este último subió a la camioneta y se dirigieron a un descampado. Poco se sabe qué pasó allí, pero al parecer hubo golpes de puño y uno se dio a la fuga de a pie con un pantalón en la mano.

El denunciante aseguró que en los bolsillos tenía la billetera con una suma importante de dinero y documentación personal. El taxiboy escapó pero fue perseguido por la Toyota hasta atropellarlo, pero el ladrón del pantalón, aún herido se escondió entre la maleza.

El conductor desnudo se fue a la comisaría 43 para tratar de recuperar su pantalón y su dinero. Dijo que tenía esposa e hijos y contó en qué circunstancia fue despojado de la prenda de vestir. La policía a su vez recibió el alerta desde el hospital por el ingreso de un joven de 31 años con una grave fractura expuesta de peroné izquierdo.

El herido contó que él se encontraba en la estación de servicios cuando se hizo presente un hombre conduciendo una camioneta Toyota color blanco con vidrios polarizados y música. Indicó que esta persona le pidió que lo acompañara a un lugar donde venden drogas y el aceptó. Señaló que se bajó unos metros antes de la boca de expendio para no involucrarse.

Pero cuando volvía hacia la estación de servicio observó que la camioneta se dirigía contra él y que se arrojó a la banquina, pero igualmente resultó lesionado en la pierna.

Explicó que el conductor quiso atropellarlo de nuevo y para defenderse le arrojó piedras al vehículo y logró que se fuera. Dicen que mientras el hombre de la Toyota espera recuperar el pantalón y el dinero, el herido se recupera en el hospital.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...