Milagro Sala fue excluida de los debates orales

Milagro Sala fue excluida definitivamente de los debates orales del juicio por el que viene imputada junto a otras 29 personas, conocido como "Pibes Villeros".

La medida fue resuelta en la jornada de ayer por el Tribunal en lo Criminal Nº 3, al inicio de una nueva audiencia, cuando la dirigente social llegó en pijamas desde la sala 6 del hospital Pablo Soria, donde permanecía internada desde el pasado martes.

La resolución dejó a todo el recinto en un incómodo silencio y cuando uno de los abogados defensores de la dirigente, Matías Duarte solicitó al Tribunal que se conocieran los motivos, de inmediato se procedió a la lectura de lo previsto.

El martes pasado, Milagro Sala había sido trasladada de urgencia al hospital Pablo Soria por el personal del Same, en plena audiencia de debate. En el momento que prestaba declaración el testigo Cristian Oscar Chorolque, Sala había acusado un fuerte dolor estomacal.

La audiencia quedó suspendida y el Tribunal ordenó que Sala fuera trasladada al hospital Pablo Soria para someterse a estudios y de esta manera descartar un cuadro de pancreatitis.

Según supo nuestro diario, Sala fue diagnosticada por su médico personal con un cuadro de abdomen agudo y colon irritable, y habría recomendado reposo absoluto por el término de diez días. Pero el diagnóstico de los médicos del nosocomio cabecera de nuestra ciudad, informó al Tribunal que la dirigente en la jornada de ayer ya tenía el alta médica y que sí podía asistir al debate.

Según el informe elevado por el Juzgado de Instrucción Causas Ley a cargo de Pablo Martín Pullen Llermanos, Sala se negó a colaborar con los efectivos del Servicio Penitenciario para ser trasladada, manifestando que no tenía ropa.

Al hacerse presentes los representantes del Juzgado de Instrucción, Sala se paró en frente de ellos y les djio que no tenía ropa para ponerse y cuando se le ofreció que sus familiares vayan a su domicilio, donde cumple con prisión domiciliaria, para traerles prendas de vestir, ella también se negó.

Además quedó registrado en actas que Milagro Sala se bajó los pantalones del pijama, haciéndoles notar que no llevaba ropa interior, como así también se subió la camisola del pijama, manifestando exactamente lo mismo.

Con todo esto y otros episodios de indisciplina que nuestro diario relató desde el inicio de este debate oral, como por ejemplo interpelar al Tribunal, mostrar caricaturas burlescas de las magistradas, dialogar con sus allegados durante los debates, entre otras cosas, el Tribunal resolvió excluirla definitivamente de las próximas audiencias y solo asistirá al recinto si en algún momento decide declarar de forma espontánea.

La defensa de Sala

A esta disposición no se la esperaba nadie, y la defensa de Milagro Sala, ejercida por Matías Duarte y Luis Paz no tardó en solicitar que esta medida resolutiva sea notificada a la dirigente a través de un escrito, para que se inicien las futuras impugnaciones, ya advertidas por los abogados de Sala. Además los abogados Duarte y Paz manifestaron al Tribunal que el parte médico que fue elevado oportunamente por los profesionales del hospital Pablo Soria, no tiene un diagnóstico y solicitaron ser notificados, sobre que tipo de estudios le realizaron a la dirigente social, cuando estuvo internada en la sala 6 del hospital Pablo Soria de nuestra ciudad.

"Todo quedó constado en actas doctor", le dijo el Tribunal.

Un testigo acusó a Sala y a Nieva de golpearlo en un auto 


El testigo Cristian Chorolque, quien manifestó haber trabajado desde el 2011 hasta el acampe para la Red de Organizaciones, fue el dueño de unos relatos reveladores que se escucharon en el recinto, durante todas las audiencias.
Dijo que es ese momento recibía órdenes del imputado Javier Nieva, quien se mantuvo alrededor de ocho meses prófugo de la justicia, cuando se inició la investigación. 
Nombró a Nieva y a la concejal sampedreña Marcia Sagardia (también imputada) como las personas encargadas de reunir cooperativistas y obligarlos a facturar por una considerable suma de dinero, que después recibían un monto inferior.
Chorolque es mecánico y mostró ser una persona muy expresiva, si bien su lenguaje no fue coloquial, quedó muy claro que él conoce con detalles como era la estructura piramidal de mando desde la dirigente Milagro Sala hasta los cooperativistas de trabajo. 
Además Chorolque trajo a juicio el nombre de Alejandro “Pilo” Mansilla, uno de los “tupaqueros” arrepentidos que en la investigación por la “megacausa” fue citado como testigo y dijo cosas de sumo interés y su declaración testimonial fue requerida por la querella en este juicio
Dijo que en una oportunidad, Milagro Sala, Javier Nieva, un tal “mula” y “Pilo” Mansilla, lo obligaron a subir al auto de “Pilo” y lo llevaron a la zona de los diques y que fue golpeado hasta quedar ensangrentado. Que fue amenazado por estas personas con una frase que varios testigos trajeron al recinto, “conocer peces de colores”, haciendo alusión que sería arrojado a las aguas del dique. 
Chorolque dijo además que en ese entonces le tenía miedo a la figura de Nieva, mientras el propio Nieva que estaba ubicado detrás del testigo, lo miraba detenidamente y de vez en cuando buscaba gestos de complicidad con los otros imputados en la causa. 
 

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...