Iván Noble en Jujuy
El reencuentro de Iván Noble con el público jujeño

El show de Iván Noble en el marco de la gira “Al fin solos” fue un éxito en Jujuy. El músico repasó en un extenso show, canciones de todas las épocas, con una presentación que mezcló su lado más íntimo como artista, acompañado por una guitarra y un relato preciso de cada interpretación.

El escenario del cine teatro municipal “Select”, que mostró un lleno total, fue el lugar elegido para el reencuentro de Noble con el público jujeño luego de cinco largos años de ausencia en escenarios por este lado del país. Fue deseo mutuo que la próxima cita no se extienda tanto en el calendario.

De esta manera dio inicio el show, donde el exlíder de los “Caballeros de la Quema” explicó el porqué de este espectáculo, que surge ante la necesidad de “mostrar canciones de todas las épocas tal como fueron cuando las compuse, porque yo compongo así, solo con la guitarra. Luego nosotros los artistas las vestimos, cuando aparecen otros músicos, un estudio de grabación, trucos. Pero soy de los que creen que si la canción es buena o si tiene ganas de ser buena, tiene que volver cada tanto al nido y ver si cuando es así de chiquita nos sigue emocionado”, fueron las palabras del artista antes de comenzar a deslizar las notas del tema “Como el cangrejo”, que abrió el show.

“A pan y agua”, salió de la guitarra del aclamado músico, para luego dar lugar a la presentación de “De Wilde a la cima”, con una historia de cómo surgió. “Esta canción la escribí cuando miraba televisión, mientras me reponía de una gripe. Mientras observaba los vericuetos de una exposición de una chica en un programa de chimentos de la tarde. Entonces escribí una canción pensando que el que escribe es el novio de la señorita en cuestión. Yo he tenido un poco más de suerte con mis novias, porque ninguna terminó en la tele mostrando algo. Esta canción está dedicada a esa gente que va a la televisión a mostrar sus miserias”.

“Malas temporadas”, una canción que integra el disco “Perdido por perdido” de Iván Noble, fue muy aplaudida por los presentes.

“Tenga cuidado de nosotros los compositores”, advirtió a la sala del Select antes de cantar “Perdido por perdido”, explicando que “nuestras canciones son el intento que hacemos los artistas para que ustedes nos quieran por un rato. Nosotros somos chantajistas emocionales,  porque hacemos canciones lindas para que ustedes nos quieran. Y a veces hacemos canciones que se parecen a lo que somos. Es una canción que se parece mucho a mi”.

“Del montón”, “Olivia”, “Fe de erratas”, fueron otras canciones que sonaron y acompañaron la puesta en escena que a esa altura, con la interacción del público, parecía más una reunión de amigos, que un show de primer nivel. Ese fue quizás el objetivo desde el principio para Iván Noble, que dio un espectáculo diferente, con un acústico impecable y un gran sonido.

“Princesa tibia”, fue una cuota de emotividad en la noche jujeña, que siguió respirando buena música de la mano oriundo de Morón al ritmo de “Otro jueves cobarde”, tema que lo llevó a los tiempos del liderazgo de los “Caballeros de la Quema”, acompañado por “Fulanos de nadie”, otro éxito de la banda. “Dame un motivo”, “Sapo de otro pozo”, también sonaron con fuerza.

“Abrazame” fue el principio del fin para el reencuentro entre Iván Noble con los jujeños luego de cinco años, que se despidió con un “hasta pronto” con el clásico de “Los Caballeros de la Quema”, “Avanti morocha”.