Recomiendan el dialogo con los hijos, antes de que otra persona lo haga

“A los 6 años le compre su primer celular a mi hijo y ahora me doy cuenta que eso fue similar a abrirle la puerta de su habitación para que entre cualquier persona”, mencionó Marcela Albano Pioli, abogada e integrante de “Grooming Argentina-Jujuy”.

“Desde mi contacto y diálogo habitual con padres, muchos me dijeron que no quieren ‘quitarles la inocencia’ a sus hijos hablando de estos temas. Eso primero me sorprendió, pero después me angustio porque si ellos cómo padres no hablan ni le explican de buena manera, los están dejando que otros lo hagan, y esos otros pueden ser delincuentes o pedófilos”, siguió diciendo la voluntaria.

La Ong “Grooming Argentina” conceptualiza a esta problemática como el acoso sexual virtual a niños y adolescentes, considerado un delito desde el año 2013. Este flagelo se origina mediante una serie de conductas y acciones emprendidas por un adulto con el objetivo de ganarse la amistad virtual de un niño, creando una conexión emocional en busca de fines sexuales.
Aconsejan que el dialogo con los más chicos es la mejor estrategia para prevenir esto, lo cual implica conocer a que juegan y con quiénes interactúan, para poder aconsejar y advertir posibles peligros. Y, sobre todo, cuidar no invadir la intimidad de ellos, en especial la de los adolescentes.

La institución funciona a nivel nacional y desde marzo de este año tiene su sede en Jujuy. El objetivo de la misma es promover la construcción de una ciudadanía digital responsable que oriente los usos de las tecnologías de la información y comunicación. Ya que las mismas poseen un alcance global y se instalaron en la sociedad formando parte de la convivencia diaria de los ciudadanos.

“A todos los padres les recomiendo que dialoguen constantemente con sus hijos, hay factores físicos y psicológicos que son indicadores de que algo les puede estar pasando, que estén atentos y hablen con ellos, pero no de malas maneras porque es peor”, sostuvo Albano Pioli.

En ese sentido, continuó explicando que no deben vulneren la intimidad de sus hijos sacándoles y viendo sus celulares, “deben lograr que ellos mismos les muestren sus contactos y, no se queden con eso, conozcan personalmente a los contactos, muchos no saben quién está detrás de una foto de perfil. Hay muchísima pornografía en las redes y accesible a cualquiera”.

La Ong considera que la prevención es fundamental para evitar esto y trabajan en consecuencia de ello. Son conscientes que no existe una vacuna contra este delito, por lo que las charlas y talleres de concientización, tanto para adultos como para niños, son de fundamental importancia pan erradicarlo.

Hay una importante campaña a nivel nacional dirigida no solo a padres, sino también a pequeños y jóvenes que tienen acceso a redes sociales por su propia cuenta. 
“Este flagelo es considerado una nueva modalidad de abuso sexual en la infancia y adolescencia, porque las tecnologías de la Información y comunicación, sin dudas, forman parte de nuestras vidas y en este sentido son utilizadas con fines que perjudican la integridad de los chicos. En este sentido, trabajamos en promover una ‘ciudadanía digital responsable’ que permitan mejores usos de las tics”, señaló Romina Tarifa, referente de “Grooming Argentina-Jujuy”.

Romper el miedo de acerarse a la intimidad de los más chicos

Marcela Albano Pioli es abogada e integrante de Grooming Argentina - Jujuy. Empezó a interiorizarse en el tema tras quedar sorprendida porque a su hijo de 8 años le dieron charlas de sexualidad en su colegio.

Le llamó la atención ver que desde tan pequeños comenzaban a volcarle estos conceptos y tras investigar se dio cuenta que a través de las redes sociales se cometen numerosos delitos y otras aberraciones. Entonces quiso ayudar a otros papás a que tomen conciencia como lo hizo ella.

Averiguó cómo podía concientizar desde su rol de madre y profesional, y se sumó al equipo de “Grooming Argentina - Jujuy”. Desde allí participa brindando información, capacitando, recibiendo denuncias y conteniendo a las víctimas junto a los demás voluntarios.

“Como madre tomé conciencia del riesgo en el que estaba mi hijo, ahora hablo con él, veo las páginas que visita, los juegos que descarga, etc. Aprendí y supe el peligro que existe en internet, es como si le estuviera enseñando a cruzar la calle. Lo mejor es el diálogo con ellos”, dijo.

Recomienda a los padres que si llegan a detectar un caso jamás deben hacerle saber al grommer que lo descubriste. Se debe “seguirle el juego” y hacer inmediatamente la denuncia.

También aconsejó que no deben retar o victimizar más al niño o adolescente, hay que contenerlo y hacerles saber que todos pueden ser víctimas.

Y por último detalló que: “Hay q asumir q la tecnología llegó para quedarse, si los padres se la prohíben, ellos la van a buscar por otro lado. Lo mejor es que sean ellos quienes los guíen y expliquen. Todo se debe ir dando a su debido tiempo, a mi hijo no le permito WhatsApp ni Facebook y eso no es negociable, por lo menos hasta los trece años”.

Equipo de voluntarios en Jujuy 

El Grooming nos afecta a todos, por eso es necesario el compromiso de la sociedad. Tanto los padres, como los niños y adolescentes necesitan estar informados para saber cómo actuar ante un acontecimiento de este tipo. Para concientizar a la población se conformó un equipo de voluntarios que trabajan arduamente para abordar este tema en Jujuy.

Son aproximadamente 12 personas hasta el momento. En el equipo participan profesionales de psicopedagogía, abogacía, criminalista, comunicación, educación y estudiantes. 

Sobre esta imprescindible tarea, Romina Tarifa sostuvo que: “Trabajamos en difundir y concientizar sobre la existencia del acoso sexual virtual a niños y adolescentes en medios de comunicación y redes sociales. En agosto comenzamos a desarrollar capacitaciones de prevención del grooming destinados a clubes de fútbol infantil, Ongs, asociaciones civiles, etc.”

En relación a esta problemática dijo que “estamos convencidos que el abuso sexual en la infancia y adolescencia existe y es muy preocupante en la provincia, siendo el Grooming una nueva modalidad de abuso”.

El perfil del groomer

Desde la Ong consideran que el groomer es el abusador adulto que se comunica mediante las redes sociales utilizando un perfil falso en algunos casos y en otros usa su mismo perfil.  Es quién se comunica y construye una relación de confianza con las víctimas hasta que logra su propósito de obtener imágenes y vídeos sexuales, a partir de los cuales comienza a amenazar a fin de seguir obteniendo material de ese tipo. Incluso puede continuar hasta lograr el abuso sexual con exceso carnal. 

En algunos casos, a través de internet pueden simular ser otro niño o niña. Utilizan tácticas como la seducción, la provocación y el envío de imágenes de contenido pornográfico logrando vulnerar la intimidad del chico, a cambio va obteniendo datos personales y de contacto.

“Esta persona vulnera a los chicos y los confunde, los avergüenza y humilla generando sentimientos de culpa, por lo que es difícil que lleguen a denunciar. Los adultos tienen que estar atentos a los cambios de comportamientos. Un niño sólo con internet a disposición es como estar en una plaza sólo a las 24 horas, porque el peligro está latente”, explicó al respecto Tarifa.

Hablar más del tema y tomar conciencia

El grooming es un tema que se instaló en la agenda de los medios de comunicación y en las redes sociales, pero contradictoriamente, los adultos saben muy poco sobre este delito. Un estudio de “Grooming Argentina” indicó que sólo el 28,4 % de los argentinos conoce este tipo de acoso virtual infantil. El 39% de las personas que participaron de la encuesta no sabía que era el grooming. Tres de cada diez personas directamente no tenían idea. 

"El desconocimiento es tanto que en la mayoría de las comisarías no saben cómo tomar la denuncia. El delito va en aumento, por eso el hecho de que todavía haya pocas denuncias tiene que ver con que se desconoce de qué se trata esta modalidad ", dijo el director de la institución a nivel nacional Héctor Navarro.

Agregó que: “Desde diciembre del 2013, el grooming es un delito en Argentina, por eso incentivamos el hecho de la denuncia y desalentar la venganza por mano propia. No se debe salir a cazar pedófilos porque hay herramientas judiciales. El mensaje y el debate que hay que dar en mi criterio, es pensar y reflexionar a qué edad debemos incorporar la tecnología a los chicos, cómo lo hacemos, en qué contexto, si hay un criterio fundado para darle un celular a un chico de 10 años y utilizar una red social. Me parece que el debate debe ser mucho más profundo”.

Una App y un número para denunciar casos

El viernes pasado, desde “Grooming Argentina”, lanzaron la primera aplicación para dispositivos móviles creada para denunciar casos de grooming en todo el país y guiar a las potenciales víctimas durante todo el proceso previo a la denuncia penal. 

Bajo el nombre GAPP, esta plataforma tiene el objetivo de llevar a cabo tareas de prevención en tiempo real y de manera dinámica. Fue presentada por el titular de la fundación Grooming Argentina a través de medios nacionales y, entre algunos detalles técnicos, mencionó que está disponible para todos los sistemas operativos; iOS y Android.

No sólo brinda información sobre la ONG y el delito en sí mismo, sino que también ofrece una guía de pasos a seguir ante un posible acoso sexual a niños y adolescentes y permite denunciarlos de manera anónima.

También, existe un número disponible para consultas y denuncias que funciona las 24 horas. Las mismas se pueden realizar por medio del Whatsapp. El mismo es 01124851722. También se encuentra disponible el contacto vía redes sociales: en Facebook: Grooming Argentina y en Twitter: @GroomingArg. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...