Cine
Bradley Cooper recuerda tiempos oscuros al filmar “A star is born”
El actor no pudo dejar de recordar las épocas en que las que era adicto a las drogas y el alcohol.

En la nueva versión de "Nace una estrella", Cooper coprotagoniza a Jackson Maine, un rockero que lucha contra el alcoholismo y la adicción a las drogas mientras se enamora de su protegida musical Ally (interpretada por Lady Gaga).

En 2016, Cooper reveló en una entrevista con Barbara Walters que en el pasado tuvo problemas con las drogas y el alcohol. Y es ese pasado el que ayudó a Cooper  a la hora de componer su personaje.

“Cada vez que tratas de decir la verdad necesitas ir a lugares y usar cosas que te han pasado, o que has leído o experimentado”, dijo Cooper a Variety.com en el estreno del Festival Internacional de Cine de Toronto.

Bradley Cooper dijo que ha estado sobrio de drogas y el alcohol durante 11 años.