Presionado por la sesión opositora, Macri deroga la baja de asignaciones

Presionado por la sesión especial que la oposición convocó para el miércoles con la idea de derogar por ley el decreto que recortó los beneficios por zona de las asignaciones familiares que cobran en las provincias de la Patagonia y el Norte, Mauricio Macri finalmente confirmó que se mantendrá el plus y desactivó un conflicto que amenazaba con romper el bloque de Cambiemos.

A través de un decreto publicado este martes en el Boletín Oficial, el presidente dejó sin efecto la baja de los beneficios por zona que había eliminado a fines de julio mediante otro decreto y que una semana después había suspendido por un mes debido a las críticas de los gobernadores y hasta de los propios legisladores del oficialismo.

En los considerandos del decreto, que también lleva la firma de Marcos Peña y Carolina Stanley, se admite implícitamente que la medida no había sido estudiada previamente. "Con motivo de diversos planteos y observaciones provenientes de sectores de la sociedad se impuso -previo a su implementación- la necesidad de efectuar un pormenorizado análisis de la cuestión", se indicó.

La decisión de Macri se conoce un día antes de que se lleve a cabo la sesión especial convocada por la oposición en la Cámara de Diputados para derogar por ley el decreto de julio, y que como contó este medio estaba marcada por una fuerte presión de Sergio Massa para sumar a legisladores radicales al rechazo.

La idea de la oposición tenía pocas posibilidades de avanzar porque necesitaban dos tercios de los votos para aprobar alguno de los proyectos de ley, ya que ninguno tiene dictamen. El macrismo bloqueó el tratamiento de los textos en la Comisión de Presupuesto por lo que no pueden ser aprobados por mayoría simple.

Pero la sesión era igualmente riesgosa porque podía mostrar una grieta en el bloque oficialista ya que los diputados radicales de provincias patagónicas habían dado muestras de rebeldía y hasta presentaron un proyecto propio para derogar la baja de las asignaciones. Incluso, a los representantes del PRO de la región les sería difícil explicar en sus provincias un voto en contra del beneficio.

Es por eso que Macri tenía claro que el costo político de mantener esta medida era altísimo, mucho más cuando el beneficio fiscal era menor. En el bloque de Cambiemos confiaban en los últimos días en que el Gobierno les ahorraría el costo de bajar al recinto a defender el recorte.

FUENTE: POLÍTICA ONLINE. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...