Video: "No tiene que ser una crisis más, tiene que ser la última"

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, dio esta mañana el esperado discurso, en el marco de la situación de crisis que atraviesa nuestro país con creciente inflación, y devaluación de la moneda nacional. 

Macri, realizó un repaso de los casi tres años de gestión en donde nuestro país pese a haber crecido económicamente, nunca estuvo exento a los movimientos financieros del exterior. 

Anunció modificaciones en el gabinete, habló de hacerlo "más compacto", al tiempo que anunció nuevas ayudas sociales para los meses de septiembre y diciembre. 

Macri destacó la necesidad de llegar a consensos para avanzar en el equilibrio de las cuentas públicas "ya que gastar más nos lleva a tener más inflación y a tomar más plata prestada" del exterior. 

"Todo lo que nos pasó en estos días, muestra que esos consensos son más urgentes que nunca", subrayó el primer mandatario argentino.

En ese sentido, Macri también afirmó que durante los últimos meses "se desataron todas las tormentas juntas, pero no por eso debemos perder las esperanzas". Al tiempo que reconoció "el camino a recorrer siempre fue difícil, y como todo es avances y retrocesos".

La Argentina lleva "décadas de déficit permanente, y terminar con esto va a llevar tiempo, no se puede hacer de un momento a otro", afirmó Macri, por lo que aseguró que "hay que tomar decisiones que son antipáticas, más allá de que son indispensables".

"Le pedimos al mundo que nos apoyara con un cambio gradual para no perjudicar a los que necesitan más acompañamiento. Esto que nos está pasando ahora pudo haber sucedido en enero del 2016, porque heredamos un Estado que gastaba mucho más de lo que recibía", reconoció Macri, pero la "euforia" del cambio de gestión "nos ayudó a convencer a quienes nos prestaron la plata de que nos dieran tiempo para acomodarnos".

"La economía creció dos años sostenido, dimos vuelta la situación de la energía, y pronto va a tener energía abundante y que va a generar trabajo y dólares para el país", subrayó el primer mandatario.

Pero, la situación cambió, y "en buena parte por situaciones que están fuera de nuestro control, primero la peor sequía, importamos petróleo y eso aumento, las tasas de intereses en Estados Unidos subieron más rápido que en los últimos años", además del enfrentamiento comercial entre China y el país norteamericano."Los cambios en el mundo no lo podíamos prever", afirmó.

"Empezamos a generar algunas dudas que nosotros como gobierno tenemos que aclarar. Hay dudas que generamos como argentinos, porque no fuimos capaces de avanzar en nuestros compromisos", reconoció el presidente. 

Ante la volatilidad del mercado internacional "pedimos ayuda al FMI, y logramos un apoyo inédito en la historia del FMI, y cuando pensamos que habíamos despejado todas las dudas, pasaron cosas que volvieron a sembrar dudas. Turquía y Brasil, y el escándalo de los cuadernos, que nos constituyen un antes y un después para terminar la pobreza, y a corto plazo genera dudas", volvió a reconocer el mandatario.

Dicha situación genera la necesidad de que nuestro país "tenga presupuesto propio, sólido e independiente, y los argentinos no vamos a estar expuestos a cualquier crisis externa".

En ese sentido, Macri afirmó el FMI accedió "a hacer un nuevo plan para llegar a un acuerdo lo antes posible. Estamos viendo los detalles técnicos. Esto va a permitir despejar dudas", por lo que en las próximas horas el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y el presidente del Brca Luis Caputo, viajarán a los Estados Unidos para negociar. 

"Tenemos que hacer los esfuerzos para equilibrar las cuentas del estado, es un proceso y todavía falta mucho", aseguró el mandatario.

Medidas anunciadas

Tras trazar y reconocer la crisis por la que atraviesa nuestro país, el presidente anunció una serie de medidas paliativas, una de ellas vinculadas al incremento de las retenciones a las exportaciones.

Macri reconoció que "es un impuesto malo, pero tenemos que pedir que entiendan que es una emergencia y necesitamos de su aporte". 

Al tiempo que confió que el Ejecutivo se "compactará", "reduciremos la cantidad de ministerio a menos de la mitad. En cada momento se requieren equipos diferentes, dado lo que pasa, se decidió compactar más el equipo para dar una respuesta más focalizada en la agenda que se viene", auguró Macri.

"Empezamos a superar la crisis cuidando siempre a los que más necesitan, porque sabemos que con esta devaluación la pobreza va a aumentar. Vamos a estar ahí para quienes más expuesto en este momento, por eso van a recibir un refuerzo en septiembre y en diciembre, además de los comedores del país. Y este mes vamos a reforzar los precios cuidados".

"Impulsaremos "Mercado en tu Barrio”, y vamos a seguir cuidando lo que pagan sus jubilados en sus remedios".

"Sabemos que estas medidas no son suficientes, pero vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance", afirmó Macri. "Cuando lo logremos vamos a dejar décadas de conformarnos con poco",señaló.

"Es un fracaso que en 70 años no podamos resolver nuestro equilibrio fiscal, y que siendo uno de los países potencialmente más ricos del mundo, tengamos un tercio de nuestra población en la pobreza. Esta crisis no es una más, tiene que ser la última", concluyó el mandatario.

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...