ADIUNJU
En Jujuy continúa el paro universitario
Adiunju rechaza la oferta y resalta que aceptar sería una traición a la lucha de los estudiantes en defensa de la educación.

Jujuy inicia la sexta semana de paro universitario por el salario de los docentes y el rechazo al recorte presupuestario del Gobierno nacional, si bien un sector gremial a nivel nacional aceptó la oferta salarial del 25% de aumento. La Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional de Jujuy (Adiunju), que pertenece a la Conadu Histórica, rechaza la oferta, al igual que profesores de 28 asociaciones de las universidades del Litoral, Comahue, Tucumán y un sector de la UBA.

Respecto a los sectores que aceptaron la oferta, José Del Frari, secretario gremial de Adiunju, dijo que "aceptar la oferta era una traición para la lucha de los estudiantes en defensa de la educación pública". Luego explico que los sectores que aceptaron fue porque a última hora le tocaron algunos puntos. En cambio que la propuesta de la Conadu Histórica desde un principio fue planteada no solo como una discusión salarial. "Ese problema lo tienen los docentes en lo salarial, pero la Unju no recibe las partidas en tiempo y forma porque hay una restricción de presupuesto o subejecución, problemas con las becas estudiantiles, es todo un combo. Vamos a continuar con las medidas porque han querido aislar lo salarial del resto de los problemas", detalló el dirigente.

Señaló que por eso resolvieron continuar con el paro, y realizar asambleas, incorporar a los estudiantes y a la multisectorial ampliada.

Además Adiunju participará de las jornadas nacionales de lucha de la CTA A el miércoles y el jueves en la de Ctera, junto a los sectores gremiales, solidarizándose y participando activamente de las actividades que surjan de las asambleas y tomas estudiantiles de todo el país.

Inflación del 42%

En congreso, el sector gremial rechazo la oferta salarial por ser insuficiente, ya que no cubre el 30% solicitado frente a una inflación estimada por el propio gobierno del 42%. Las sumas fijas, al no ser bonificables, no contemplan los adicionales por título y zona desfavorable. Los ítems no implican un gasto considerable, sino que están referidos a una voluntad política de terminar con los pagos de zona como se intentó con las asignaciones familiares y se intenta con los jubilados de la Patagonia.

Continúa la medida de no inicio del segundo cuatrimestre, independientemente de lo que hagan las otras federaciones nacionales de la docencia universitaria, profundizando las medidas de visibilización y difusión del conflicto y articulando con los otros claustros en lucha.

También para que se incorpore al pliego de negociaciones la devolución de las sumas recortadas al presupuesto general, en mayo del corriente (aproximadamente $ 3.800 millones), el descongelamiento de las obras civiles licitadas y aprobadas, el giro de lo adeudado y un incremento presupuestario para 2019.