Furia de Serena Williams tras la derrota en la final

La tenista Serena Williams, que disputó la decimocuarta final del Abierto de Estados Unidos, protagonizó el peor espectáculo de su exitosa carrera profesional al enfrentarse al árbitro del partido que perdió por 6-2 y 6-4 ante la japonesa Naomi Osaka, la nueva campeona del último torneo de Grand Slam de la temporada.

Una frustrada Williams, de 36 años, se puso a llorar al discutir con el juez de silla Carlos Ramos sobre dos advertencias: una por recibir consejo de su entrenador y otra por destrozar su raqueta después de que Osaka rompiera su servicio en la segunda manga y poner el marcador con parcial en su contra de 3-4.

La menor de las hermanas Williams, que buscaba conseguir el séptimo título en Flushing Meadows y el vigésimo cuarto de Grand Slam, llamó a un funcionario del torneo y discutió su caso, diciendo que los hombres la habían discriminado y no la habían tratado bien en las advertencias y el castigo con un tanto.

"Me levantó el pulgar y me dijo: ¡Vamos! Yo no hago trampa para ganar. Preferiría perder. Me has robado, me debes una disculpa. Nunca hice trampa en mi vida, tengo una hija y solo hago lo que es correcto. Eres un ladrón y un mentiroso. ¿Me vas a quitar esto porque soy una mujer?", explotó la estadounidense.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Quien será el campeón de la Copa Libertadores?

Boca Juniors
River Plate
No me interesa
ver resultados

Importante ahora

cargando...