El músico Santiago Arias actuará esta noche en Tilcara

TILCARA. Santiago Arias pertenece a esa raza que ejerce la música popular con el espíritu con que se ejecuta la música sacra. No es el único ni el primero, pero habrá que decir, a su favor, que no es algo que se hace así nomás. Hay que compartir ese amor por el sonido popular que le desnuda la esencia, y hay que saber hacerlo y por ello, cuando supimos que regresaba a Tilcara para tocar junto a Federico Gamba en la Campana, nos juntamos para conversar ni bien cruzaba el río Grande.

Mesa de por medio, en la penumbra de un boliche, deja su bandoneón sobre la silla y arrancamos por hablar de La Cangola Trunca, formación que comparte con Mariano Agustoni y Hugo Maldonado. "En el 2012 participo del disco Calisaya", dice, "y el año pasado salió Sajra. Y el año pasado también estuve grabando en Francia con Dominique Miller, guitarrista de Sting".

Con Miller tuvo la oportunidad de grabar para el mítico sello alemán ECM. Arias nos cuenta que "me convocó para grabar como parte de su grupo, y viví esa experiencia de hacerlo en un lugar donde uno está sólo para ir a tocar. Te dicen: tómense su tiempo, prueben, toquen hasta que aparezca y, cuando aparece, vamos en esa. ECM no es sólo garantía por los músicos que graban ahí, sino por la cabeza del dueño, Manfred Eicher, que produce el 100% de los discos que editan, participando de cada detalle".

Resume que es "una experiencia tremenda. Ahora en febrero vamos a hacer la gira por Europa y Japón y en mayo hay otra gira de un mes. Es jugar en primera. Pero no dejo de hacer festivales, peñas, porque es algo que me gusta y además, es lo que me ha enriquecido durante toda mi formación, y lo que hizo que esta gente me diga: vení vos".

Las situaciones, por anecdóticas, no son menores. Recuerda que "lo más en primera que había hecho fue un concierto a dúo con el Negro Aguirre, en Santa Fe, y después con él y con la sinfónica como bandoneón solista, pero un día llamo a una amiga para invitarla a mi cumpleaños y me dice que está con Dominique y que va a venir con él. Guitarreamos, yo toqué y eso fue todo, ni tocamos juntos, pero después me llama para hacer el disco".

Arias ya tiene "Fueyisto", su disco solista, pero "estoy trabajando para un segundo de bandoneón solo y lo estoy haciendo de a poco. Pero todo esto que estoy haciendo también fomenta mi cosa personal. Algo fundamental para mí fue estudiar con Dino Saluzzi, eso me cambió la cabeza. Como docente es muy raro, era como conocer a un gurú". Define a Saluzzi "como si el tipo tuviera una materia intangible, porque si te ponés a analizar lo que hace, técnicamente no es tan descabellado. Es cómo lo hace, en qué momento, cómo elige cada cosa. Eso es lo que lo hace genial, y las clases fueron verlo tocar, verlo pensar, reflexionar sobre la música, retarme y celebrarme los logros. Me decía: no te estás escuchando, y en el momento en que lograba la concentración, me escuchaba y pegaba un grito y sabía que tocaba en tiempo real, escuchando lo que estaba tocando".

Nos dice que "eso me cambió el concepto. Toco lo que escucho y lo que escucho me va diciendo qué es lo próximo que tiene que venir. Cada vez con lo que más me voy encontrando es con la música andina: los huaynos, las cuecas, los caporales, bailecitos. Tiene que ver con encontrar mi sonido. Ahora vienen las giras con Miller, con tremendos músicos, lo que también es algo formativo y donde estoy tocando lo que yo hago, lo que yo soy".

Y sobre el recital en La Campana dice: "Es a dúo con Fede Gamba. Él algunas cosas solo, yo algunas cosas solo, y vamos a hacer de todo. Lo folclórico más tradicional, medio santiagueño, medio jujeño, medio salteño, tradicional y carpero, y una parte más con otro tipo de música, autores brasileros, algo de jazz, algo de Vilca saliendo de los roles encasillados de la guitarra y el bandoneón", concluyó.

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...