Marcharon en silencio anoche por Esperanza

En el día posterior al fallecimiento de Esperanza, la pequeña bebé prematura, integrantes del grupo "pro vida" realizaron una marcha en silencio en su memoria, y previamente participaron de una celebración eucarística en la iglesia catedral, para rezar por el descanso de su alma.

Tal como se había convocado, a las 20 se ofició una misa en memoria de la recién nacida para luego marchar desde la plaza Belgrano hasta el hospital Materno Infantil, con velas, globos y carteles pidiendo su "santa sepultura".

Este es un pedido que realizaron desde este sector, apenas se conoció la noticia del fallecimiento de la bebé, solicitando que se les entregue el cuerpo para poder darle un entierro "justo". Por tal motivo, ayer, Ana Alarcón, referente del grupo "pro vida" se reunió ayer con fiscal de Estado, Mariano Miranda, quien le adelantó que si bien no sería factible el pedido efectuado, garantizó que el Ejecutivo realizará oportunamente la inhumación del cuerpo de la beba. "Si bien todavía no sabemos que es lo que va a pasar con el cuerpo, queremos que tenga el descanso que merece; vamos a bregar para que nos permitan rezar y velar por ella, incluso hemos ofrecido un terreno para que puedan inhumarla allí; por el momento nos dijeron que no va a ser posible pero vamos a seguir insistiendo", señaló Alarcón.

Por su parte, Roberto Alemán Laureano, abogado, adelantó que hoy mantendrán una audiencia judicial por un amparo que presentaron la semana pasada, mediante el cual se pedía evitar la cesárea practicada a la niña sampedreña víctima de abuso. En relación a este tema el letrado indicó que "en esta audiencia vamos a pedir que se preserven las pruebas porque la comunidad en general tenía muchas expectativas de la viabilidad de vida de la bebé, y que se nos haya informado intempestivamente su fallecimiento, nos parece que esto requiere una investigación profunda" a la vez consideró que "desde el momento en que la bebé estaba en jurisdicción de la justicia de menores, no debería haber hermetismo, sino que debería haber transparencia para que se investigue y se sepa qué pasó".

Repudio de iglesia cristiana

La Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera), como expresión de 15 mil iglesias en todo el territorio nacional, repudió y manifestó su indignación, ante la cesárea prematura realizada a una niña de doce años, privando a una bebé en pleno desarrollo madurativo de las condiciones necesarias para gozar de una vida plena en el futuro. Lamentaron la muerte de la recién nacida y alentaron a bregar por la vida desde el momento de la concepción.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...