Sigue el misterio de la odontóloga  desaparecida en La Plata

Los rastrillajes en el arroyo El Pescado y terrenos adyacentes cercanos a la ruta 11 de la ciudad de La Plata en busca de la odontóloga Gissella Solís Calle, de 47 años, cuyo paradero se desconoce desde el 15 de enero pasado, continuaron ayer viernes pese al clima adverso, pero con resultados negativos.

Los rastrillajes continúan esta jornada en un descampado cercano a partir de las 8 si el tiempo lo permite, ya que hen la jornada de ayer la tarea se vio interrumpida en un par de oportunidades por la intensa lluvia que de a ratos azotó a la región.

La búsqueda de Solís Calle se concentró en la zona desde la tarde del jueves por orden de la Fiscalía interviniente, tras haberse recibido un llamado al 911 en la que un testigo habría asegurado que vio detenida en el lugar la camioneta amarilla propiedad de Abel Casimiro Campos, el novio de la desaparecida que se suicidó cuando la policía fue a buscarlo para interrogarlo.

Si bien en los rastrillajes se hallaron restos de prendas de vestir y hasta partes de un teléfono celular, en principio todos estos elementos serían de vieja data y no tendrían ninguna vinculación con el caso que se investiga.

El jueves último, amplios rastrillajes llevados a cabo por unos 200 policías en la zona de platense de Etcheverry, sobre la ruta nacional Nº 6, también habían dejado como resultado el hallazgo de algunos objetos, aunque tampoco tendrían relación con el caso, según los investigadores.

En tanto, un compañero de trabajo del hombre que mantenía una relación sentimental de la odontóloga, Abel Casimiro Campos, reveló que planeaba jubilarse e irse a vivir a una zona cercana a Lobería, con su esposa y su hijo adolescente.

"Voy hacer lo que tengo que hacer", repetía sobre esa decisión que podría haber ocasionado, especulaban investigadores y familiares, una pelea con la odontóloga, con quien mantenía una relación paralela desde hacía tiempo.

Cabe recordar que desde la desaparición de la odontóloga Gissella Solís Calle, Casimiro Campos era intensamente buscado y se suicidó el domingo pasado de un disparo en la cabeza en el momento que iba a ser abordado por un policía en un hotel platense, donde permanecía oculto.

Días atrás la fiscal platense Ana Medina, que interviene en el caso, le había tomado declaración testimonial a la esposa de Casimiro Campos, quien dijo desconocer la relación que mantenía su esposo con la mujer que hasta el momento figura como desaparecida.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...