Tukuta Gordillo en Israel

TILCARA (Corresponsal). En un año que, entre otras cosas, lo llevó con nuestra música por China y por Israel, almorzamos en uno de los últimos mediodías del diciembre con Tukuta Gordillo en una mesa que armó sobre la Plaza Chica, frente a su casa. Delante de los platos, los temas que surgen son varios, pero empezamos por su regreso de Tel Aviv en los mismos días en que fallecía Jaime Torres, por lo que su recuerdo gana protagonismo.

Su última visita al gran charanguista, la visión final de las manos y los ojos del maestro en su última tarde, el entierro al otro día, son el inicio de una charla que se deriva a "esta gira que organiza Facundo Ramírez, el hijo de Ariel Ramírez. Alguna vez me llamó y me dice: "Vos que tocaste tantos años con mi viejo, ¿por qué no nos acompañás en esto de la Misa Criolla?", y así estuvimos con el Kolla Ruiz y su charango, y la voz de Claudio Sosa, el sobrino de Mercedes".

EN ISRAEL / EL MÚSICO JUJEÑO EN EL AUDITORIO DE LA FILARMÓNICA DE TEL AVIV. 

Así nos cuenta que "hicimos esta gira por Israel, que para el año va a seguir por Irlanda y Noruega. Lo de Israel fue en dos auditorios muy grandes, uno de ellos para orquestas sinfónicas de la ciudad de Haifa. En Tel Aviv fue en un auditorio para 2.500 personas, donde dirige Zubin Metha, y el piano donde tocó Facundo está dedicado en una placa a Zubin Metha. Fue un público de amantes de la ópera y de la música clásica, lo cual le puso otro ingrediente". Gordillo recuerda que "participo de la Misa desde el 70, y se realiza siempre según la misma estructura, pero se va modificando según quien es el solista. Yo grabé, en la primera época, con Las Voces de Gerardo López, que eran dos de Los Fronterizos para quienes Ariel Ramírez hizo la Misa Criolla. Después fui músico en la versión de Zamba Quipildor, después la grabamos en California con el coro del teatro Colón y José Carrera, después con Mercedes Sosa en Mendoza, con Patricia Sosa fuimos al Vaticano, y así el solista va modulando la expresión de la Misa".

Nos cuenta que "cada uno de los solistas tuvimos que cambiar los tonos, porque no todos cantan en la forma original. Hicimos "Navidad Nuestra", de Félix Luna y Ariel Ramírez, la Misa y un manojo de canciones populares argentinas, también de Ariel Ramírez. Hicimos "Antiguo dueño de la flecha", "La Peregrinación", "Juana Azurduy".

Nos dice que "en la primera versión de Ariel Ramírez no tiene escrita la parte del siku, y me dio la libertad a mí, como me la dio Facundo, y entonces yo voy haciendo unos vuelos, unos bordados con el sikus, con el erque, que le dan una connotación muy linda. Ariel pensaba en escribir la partitura para que también en la Misa Criolla estuviera esta participación, pero falleció y quedó así", concluyó .

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...