GM: un enero con temas candentes

Estamos en campaña. Quieran o no, guste o no, todos estamos inmersos en la campaña electoral 2019. Pero todo está igual que el año pasado. A nivel nacional, mientras pareciera que Cambiemos se desfleca poco a poco, las provincias (hasta las macristas, léase Buenos Aires), buscan despegarse de la elección nacional, y la confianza en la recuperación económica pasa a ser la única bala de plata de Mauricio Macri. La oposición todavía no ha podido hilvanar un modelo que contenga a la gran cantidad de segmentos en los que se divide, desde la más ultraizquierda hasta los sectores más conservadores del peronismo.

GM y diez más

En la Provincia, Cambia Jujuy es como era la selección nacional: Messi y diez más. Es Gerardo Morales, y jugadores que conforman el equipo con mayor o menor incidencia en el juego. Entre los primeros, obviamente, el vicegobernador Carlos Haquim y su partido, entre los segundos, los senadores nacionales Mario Fiad, de discreto perfil y Silvia Giacoppo que espera que su labor le valga ser considerada para seguir siendo legisladora, y las diputadas Alejandra Martínez, de fuerte perfil político y Gaby Burgos de un gran valor técnico parlamentario. Los diputados provinciales alineados con férrea disciplina por el jefe Alberto Bernis, eficiencia que paradójicamente hasta aquí le bloqueó la posibilidad de ascender en una carrera política en la que "Piqui" está para mucho más. Y los ministros que acompañan en degradé desde los que aportan mucho hasta los que restan demasiado, pendientes siempre de la "oxigenación" que esquivaron hasta ahora.

Un diálogo laborioso

El peronismo comenzó a moverse en los últimos días. Entre amagues y acciones, finalmente, la mesa ejecutiva del Consejo Provincial, se reunió, eligiendo como sede "ad hoc" oficinas del anexo de la Legislatura provincial. Allí, la cúpula que integran Nilson Ortega, Yolanda Almenar, Karina Paniagua, Pedro Torres y Matías Domínguez, forzó el comienzo de una serie de rondas que se continuó al día siguiente, en un ámbito ya más institucional, como es el Bloque de Diputados Provinciales. Allí, estuvieron el presidente del PJ, Rubén Rivarola, Alberto Matuk, Pedro Belizán, Alfredo Gerry, Guillermo Snopek, Patricia Armella y otros notables. Más allá de las expresiones de buena voluntad, todo deberá confluir en el Congreso Provincial. Rivarola insiste en reunirlo lo antes posible, para que lo que surja del mismo sea expresión fiel del debate provinciano, sin dependencias o influencias de lo que decida el PJ nacional, que recién plantea su Congreso para fines de febrero. Por estos días las reuniones son febriles y los grupos de Whatsapp recalientan los celulares de los que son y los que se consideran dirigentes y referentes. Como sea, está bueno que el PJ recobre vida.

Carnaval y después...

Entre uno y otro sector, sobrevuela la decisión pendiente del GM de fijar la fecha de elecciones provinciales. Él dijo en diciembre que esperaría a febrero -quizás lo haga antes- pero partiendo de ese anticipo, se supone que el día D será para fines de mayo o primeros de junio, de lo contrario, no tendría ningún sentido anunciarlo en febrero, o apenas sacudida la espuma del carnaval. Mucho tiempo por delante sería un territorio de masacre para la política local, más parecida a una picadora de carne que a una ronda de principios y proyectos.

El parque solar va...

El GM tiene además otros temas en que ocuparse. El regreso de su descanso en el primer lunes del año fue más esperado que de costumbre. Cumplió el ritual de reunir al gabinete, escuchar informes y repetir directivas. Pero después de la foto, sobre el escritorio de José María Fascio, lo estaba esperando una situación que encendió luces de alerta nada menos que en el seno de la nave insignia de su gestión: apareció un grave cruce entre la empresa que construye el parque solar de Cauchari y el gremio de Sitravip- Los viales denunciaron que casi un centenar de trabajadores se encontrarían amenazados de despido y derivada de esa situación, el ritmo de las obras se encuentra resentido. No hubo ninguna aclaración o desmentida desde la empresa ni desde el Gobierno, como suele ocurrir hasta el GM toma cartas en el asunto y recién se informa o aclara.

Los 144

Otra luz roja fue sin dudas la terrible noticia del cierre de la Fundidora de plomo de Aguilar, ubicada en la ciudad de Palpalá, donde 144 trabajadores especializados, y algunos con más de 20 años de antiguedad, fueron despedidos por la empresa Glencore SA, socia de Minera Aguilar. Esta empresa -una multinacional con sedes en más de 40 países alrededor del mundo- en diciembre había presentado ante el Ministerio de Trabajo de la Nación un pedido de procedimiento de crisis, trámite previo al cierre. Aparentemente el trabajo ya no es redituable, aunque desde la Unión Obrera Metalúrgica que conduce Froilán Peloc, lo niegan. Los trabajadores en la calle percibirían además solamente el 50% de sus indemnizaciones legales. Se han dirigido al ministro de Trabajo de Jujuy, aunque sin grandes esperanzas de éxito en las gestiones que Jorge Cabana Fusz pueda encarar, pero esperando que el GM se interese en el tema y llegue a tocar algunas teclas que suenen en los lugares correspondientes.

¿Qué Esperanza?

El temas más grave sin dudas sigue siendo la permanencia en el limbo del Ingenio La Esperanza. Agotada la extensa y ultrapromocionada pantomima de la llegada del grupo colombiano Omega a Jujuy, y sin más argumentos dilatorios que convirtieron a algunos funcionarios en expertos en decorados político/económicos, hoy el Ingenio, como dijimos, flota en el limbo. El GM aseguró que no dejará que caiga y trató de tranquilizar a los trabajadores. El nuevo argumento es la reaparición en escena del grupo Budeguer, orientado a la producción agrícola en materia de ganadería, cereales, vinos y carnes Premium, y que en materia azucarera está radicado en Tucumán, donde explota con éxito el ingenio Leales. La empresa, creada por Juan José y Celia Budeguer, y en cuyo gerenciamiento hoy acompaña activamente un hijo del matrimonio fundador, es reportada como una de las más responsables y serias del país. Producto de estas características, los empresarios al ser tentados por la compra de La Esperanza fijaron taxativamente sus condiciones: una oferta de 20 millones de dólares por diez mil hectáreas y el complejo agroindustrial, desechando el resto de los terrenos que no pueden ser aprovechados en producción de caña por las características geográficas adversas. No fue lo único que exigieron. Piden además informes completos, serios y por escrito, y una certificación de la aprobación de la posible operación por parte del juez de la quiebra, Juan Pablo Calderón, cuya última intervención -curiosamente- había sido archivar todo lo que no fuera referente a Omega. Como se dijo, todas las miradas se vuelven al GM, hoy, la última voz creíble para lo que pueda pasar. Mientras tanto, el ministro de Hacienda Carlos Sadir, espera instrucciones acerca de los flujos de fondos que deberá tener disponibles para sostener la actividad del ingenio, hasta que se resuelva la cuestión de fondo.

¿Y el azúcar?

No es el único tema pendiente con el ingenio. Un terrible malestar recayó sobre los cañeros independientes de la zona, cuyo producto es entregado habitualmente a La Esperanza con el sistema de maquila. Esto es, recibir la caña, realizar la molienda y con el producto final, el azúcar, el 57% se entrega a los productores y el 43% queda en poder del Ingenio como forma de pago por la industrialización de la caña.

Ocurre que toda la caña entregada y ya molida debió quedar estibada para que los productores la retirasen, pero alguna desinteligencia -o mala praxis o un negocio conveniente- de la administración de La Esperanza a cargo de un plantel de reconocidos funcionarios y síndicos, vendió todo el azúcar elaborado a terceros.

Ergo: cuando fueron a retirarla no encontraron nada. Desde hace más de un mes y medio, el silencioso escándalo amenazó con denuncias penales por robo y otras acciones.

Cabe recordar el raro antecedente de la emisión de cheques sin fondos por montos millonarios. Finalmente el desbarajuste se calmó mediante otra promesa del ministro de Producción (y factótum del proceso de venta del ingenio a los colombianos) Juan Carlos Abud Robles. El funcionario aseguró a los productores que hoy, 7 de enero, entregará a cada uno el azúcar que les corresponde. El mismo sería traído desde el Ingenio Ledesma, al cual La Esperanza a su vez, deriva caña que excede su capacidad de molienda para que sea elaborada y que sí se encontraría disponible en los galpones ledesmenses. El costo adicional, que deberá absorber la administración de La Esperanza, será el de traslado y los fletes desde Ledesma hasta sus propias instalaciones.

Normal

Los demás son temas normales. La crisis económica nacional hace crecer los índices odiosos de pobreza e inflación, pero en eso, es nula la posibilidad de maniobras de la Provincia. Sí deberá ir pensando que los adelantamientos también traerán más cerca la exigencias de paritarias locales, licuar la amenaza permanente del no comienzo de clases, acentuar el mejoramiento de los mecanismos de asistencia alimentaria, y todas las variables que demanda el plan de contingencia que ideó el GM cuando vio venir el aluvión de la recesión sobre el mapa de la Provincia.

Chau "Pibes"

Enero judicial sigue a los tropiezos con el juicio de los "Pibes Villeros" -que terminaría esta semana- entre extensísimos alegatos y suspensiones derivadas de la muy delicada salud del procesado Pedro Noro, se dilatan las audiencias. Dentro de diez días vencerán todos los plazos de la prisión preventiva que mantiene a Milagro Amalia Ángela Sala detenida desde hace 3 años. Sin embargo y "en subsidio" el fiscal Diego Cussel ya solicitó otra preventiva por la "Megacausa" lo que prolongaría la prisión (hoy domiciliaria en su casa de Cuyaya), aunque fuese absuelta. La "Mega" involucra a exfuncionarios, diez intendentes y varios otros por supuesto desvío de fondos nacionales. Deberá decidir el juez de Control Isidoro Cruz, quien ya rechazó un pedido igual sobre el exgobernador Eduardo Fellner. Milagro sigue "toreando" al GM diciendo que quiere competir por la gobernación. El GM soltó el latigazo: "No puede ser candidata una delincuente".

Auspicioso

En las últimas horas, produjo un cambio. Volvió a confiar el área de comunicación del Gobierno a un profesional experimentado que ya estuvo en ese lugar: el periodista Carlos Guari, hombre de paladar negro del radicalismo jujeño, y precisamente del gerardismo. Se espera que su desembarco en el sector sirva para superar el relato y volver a acercar al GM y a su gestión a la gente, a través de los medios locales (los clásicos y los electrónicos) con buena información. Más la gran dosis de realidad que todos esperan que no se pierda detrás de la propaganda en la que cada vez la gente cree menos y ya no logra digerir. El GM llegó a la gobernación siendo franco, llano y enalteciendo esos códigos. Ojalá lo recuerde.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...