Relato del calvario de una mujer: intentos de femicidio, golpes y amenazas

Hace 17 años lo conoció y luego de un tiempo iniciaron una relación de pareja que parecía normal al principio pero después se fue transformando en un verdadero calvario para Sonia Barrera que pasó por numerosas situaciones de violencia que fueron desde maltrato psicológico y físico hasta intentos de femicidio.

Pese a que Barrera realizó varias denuncias desde el 2014 en adelante, por los distintos episodios que atravesó a lo largo de la relación, el maltratador sólo estuvo preso temporalmente y hoy se encuentra en libertad.

Tuvieron dos hijas que actualmente tienen 5 y 8 años, "primero me empezó a alejar de mi familia y amistades. De todo mi entorno me alejó, era muy manipulador y pintaba todo color de rosa, pero no era así", mencionó la víctima en diálogo con El Tribuno de Jujuy.

La situación se agravó cuando falleció el padre de la víctima, hace 8 años, "ahí se desencadenó todo, empezó a ser más agresivo en lo verbal, psicológica y físico. Mi papá era lo fundamental en mi vida, él me protegía pero una vez que falleció todo se derrumbó", comentó.

Contó que el hombre salía los fines de semana, consumía alcohol, le hacía reclamos y la agredía de forma constante. La situación se agudizó cuando en el año 2014, la mujer lo denunció en la Brigada de Investigaciones después de que "me estranguló y me quitó mi hija, la mayor. Lo denuncié pero solo lo detuvieron 3 horas. Cuando salió, me llamó una oficial y me dijo que salga urgente de mi casa porque el tipo ‘está hecho una fiera, no vaya a ser cosa que salga y te haga algo peor, así que retirate urgente’, esas fueron sus palabras", dijo.

Y fue eso lo que hizo, de inmediato junto a su hija (estaba con la menor porque la más grande la tenía él) salieron del domicilio a buscar un refugio. Al tiempo, la mujer viajó a San Luis con sus hijas a trabajar a esa provincia porque el hombre no cumplía con la cuota alimentaria de las niñas. Pese a que hizo los trámites correspondientes para estar allá con sus hijas, la persiguió y la fue a buscar allá.

"Duró dos meses el encanto"

Regresó a Jujuy, alquiló un departamento que el hombre se comprometió a pagar el 50% del alquiler a modo de cuota alimentaria de las nenas, pero no cumplió.

Al paso del tiempo se mostró arrepentido, le pidió perdón y le pidió volver, ella accedió. Al respecto afirmó que "fue manipulador y me envolvió. Al principio se mostraba distinto pero sólo le duró dos meses ese encanto y me volvió a golpear. Una vez me quiso tirar de una camioneta, fue horrible".

Confesó también que siempre que ella le pedía dinero para pagar los impuestos, él se negaba excusándose que no tenía nada. Entonces ella debía conseguir para pagar, "encima cuando yo le pedía se molestaba y se ponía violento. Me debe haber roto como 6 celulares, puertas de la casa, electrodomésticos, entre otros. Era celoso y hasta me enteré que tenía una amante. Cuando yo le reclamaba la defendía y se ponía agresivo", añadió.

Sonia Barrera nuevamente se sentía acorralada y encerrada en un ambiente violento de donde no podía salir. El miedo volvió a instalarse en su vida y lo que más temía era que el hombre les haga algo a sus pequeñas que presenciaban cada hecho de violencia.

144 ES LA LÍNEA DE ATENCIÓN PARA MUJERES VIOLENTADAS: Es gratuita y funciona las 24 horas del día, también existe una aplicación para recibir asesoramiento. O por medio de la página web: www.argentina.gob.ar/linea144.

Episodio de terror

El 5 de marzo del año pasado no fue un día más en la vida de Sonia Barrera. Ese fatídico día arrancó temprano, cuando el violento le ordenó asistir junto a sus hijas a un encuentro de su familia que se realizó en Los Nogales, iban a pasar un día de campo.

Se instalaron en el lugar y estaban haciendo tiempo hasta que él llegara de trabajar para comer, "su madre lo llamaba a cada rato y en una de esas llamadas me pasó el teléfono para que le diga que se apure. Estaba muy molesto", indicó.

Fue el primer signo de violencia que Barrera observó en el hombre durante ese día. Contó que cuando arribó al lugar empezó a tratar mal a toda su familia y ella no quería decir nada por temor a que le haga algo.

La situación que ya era muy tensa se desencadenó cuando el hombre agredió a su hermano acusándolo de querer insinuarle contenido sexual a sus hijas mientras jugaba con ellas. Eso rompió el momento familiar y sus parientes se alejaron.

Asimismo, señaló que "quedé sola con él y las nenas, empezó a agarrárselas conmigo. Me trataba muy mal y me insultaba muy feo, después me golpeó en el rostro, estaba ido, tenía una mirada aterradora. Me acusó de que yo tenía algo con su hermano, quedé sorprendida".

"Me metió una trompada frente a las nenas. Quise escapar y me agarró, me noqueó y caí bajo el auto. Me pateó, mis hijas lloraban y gritaban. Me sacó todo lo que tenía en los bolsillos cuando estaba inconsciente y luego se fue con las nenas. Quedé sola en ese lugar", añadió.

Una pareja la auxilió y cuando regresó al barrio Alto Comedero denunció a su expareja en la Fiscalía regional, lo detuvieron, pero a las 30 horas fue liberado, a pesar de la gravedad de la situación.

Explicó que al saber que seguía en libertad y por el miedo que tenía hizo público su caso, la Justicia actuó y apresó al agresor pero sólo por un mes y medio. Barrera aseguró que el hombre continúa hostigándola por medio de terceros y que no le paga la correspondiente cuota alimentaria por sus dos hijas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...