Video: "Hemos logrado la unidad del partido"

El multitudinario acto por el Día de la Lealtad Peronista se realizó en la sede del Partido Justicialista de Jujuy en el que acompañaron dirigentes, militantes y la juventud peronista.

El principal orador fue el presidente del partido, Rubén Rivarola quien agradeció a todos los presentes y en su discurso hizo hincapié a que los sindicatos volvieron a estar presentes en el partido. “Agradezco a los sindicatos que han vuelto al partido, por darnos fuerzas para seguir luchando por la igualdad y los trabajadores. Hace muchos años que los sindicatos no vienen al partido, todos juntos vamos a trabajar y vamos a salir adelante”, aseguró Rivarola.

El presidente del Justicialismo en Jujuy instó a golpear puertas para que el próximo 27 de octubre todos salgan a votar y el destino del país cambie, “Basta de impuestazos, de tarifazos. El partido Justicialista está comprometido para cambiar la realidad del país y de la provincia, por eso debemos de apoyar a Alberto y Cristina para cambiar la realidad del país. Y apoyar a Carolina y Julio para que traigan lo mejor para la provincia”.

Por otro lado, agradeció a las mujeres que forman parte del Justicialismo y agregó que “gracias a ellas hemos logrado la unidad del partido, porque son las que nos alientan día a día a no bajar los brazos. Juan Domingo, nos enseñó a nunca bajar los brazos y luchar por la unidad. Hace tiempo que nuestro partido no tiene el movimiento que tiene hoy, estoy orgulloso del ser el presidente del Partido Justicialista”, dijo Rivarola.

Del acto también participaron, Yolanda Canchi, Luis Cabana, Pedro Belizan, Rubén Eduardo Rivarola, Eduardo Fellner, Liliana Fellner, Alberto Matuk entre otros, para conmemorar el Día de la Lealtad Peronista.

El 17 de octubre de 1945 quedó grabado en la historia argentina cuando millones de personas se movilizaron exigiendo la libertad de Perón, que había sido trasladado al hospital militar de Palermo, luego de ser expulsado y detenido por el entonces gobierno nacional a cargo de militares.

Especialmente trabajadores de muchos barrios porteños salieron a las calles en una huelga masiva que coreaba consignas a favor de Perón. La cúpula militar en un primer momento no leyó lo que pasaba como una amenaza, confiaba que con el correr de las horas el tumulto popular iba a disiparse. Sin embargo ocurrió lo contrario: se volvió cada vez más cuantioso. Por eso se le pidió a Perón que hablara y calmara a la multitud en Plaza de Mayo desde un balcón de la Casa de Gobierno. Les pidió a los manifestantes que volvieran a sus hogares, pero que siguieran de paro. Así fue liberado.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Política

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...