Las declaraciones comprometen a un violento hombre

En la jornada de ayer dio inicio al debate oral y público que se le sigue a Carlos Alberto Damián Morales, un hombre que llegó acusado de intentar asesinar a su esposa con un cable coaxil y el acto pudo ser evitado gracias a la inmediata intervención de los hijos de la víctima.

El hecho ocurrió el 22 de abril del año pasado en el barrio San José de la ciudad de Monterrico y en la primera audiencia se recepcionaron siete pruebas testimoniales, entre ellas la de la víctima y la de sus hijos que fueron testigos del hecho de violencia de género.

La figura de Morales que ensayó ante el Tribunal en lo Criminal Nº 2 fue la de un cuerpo decrépito, apesadumbrado, como para justificar el beneficio de la prisión domiciliaria de la que fue otorgado por su avanzada edad, pero su postura corporal cambió radicalmente cuando fue llamada al recinto Marta del Carmen Rodríguez.

Mientras la mujer rompió en llanto relatando el episodio en el que fue víctima protagonizada por el imputado, este la observaba de brazos cruzados, pretendía mantenerse erguido, observaba a su exmujer mientras realizaba varias muecas, se burlaba de cada palabra que la mujer decía, hasta el punto que el cuadro llegó a ser grosero y pedante para los presentes.

De esto se percató la vocal del Tribunal en lo Criminal Nº 2 Cecilia Sadir, que solo le bastó fijar su mirada al imputado, para que el lenguaje corporal exaltado de Morales volviera a guardar decoro.

La licenciada en psicología del Poder Judicial Calderari que entrevistó al imputado, también prestó declaración testimonial y en su informe describió a la estructura de la personalidad de Morales con una rigidez en el comportamiento.

Dijo que Morales impone una orden y espera que se respete, y si esto no es así, influye un malestar en su comportamiento.

Esta descripción fue determinante para entender el dominio que el imputado ejercía sobre su víctima, que según los informes del licenciado en psicología Vidaurre, también del Poder Judicial Rodríguez, tiene una personalidad insegura, dependiente y minimizaba las situaciones de violencia, porque optaba por naturalizarlas.

Además, el informe dio cuenta que no siente temor ante su victimario, porque su sumisión tiende a normalizar este tipo de situaciones.

Morales llegó a estas instancias judiciales acusado de ser el supuesto autor de "homicidio doblemente agravado por el vínculo y de una mujer cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare violencia de género en grado de tentativa y lesiones leves en concurso real" y las declaraciones testimoniales pusieron en escena al inculpado y describieron como atacó a su expareja, buscando una sola finalidad, acabar con su vida.

El jueves de la semana que viene se producirán los alegatos de este debate, donde el fiscal de Cámara Leornado Zazzali expondrá la parte acusatoria y la defensa de Morales representada por Andrea Viviana Bellido León, hará lo propio.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...