Los Paredones, la tranquila y refrescante pausa

El Parque Potrero de Yala, ubicado en el municipio de Yala, tiene en toda su vasta extensión una diversidad de paisajes y atractivos sin igual, y que en esta época del año pueden disfrutarse en todo su esplendor.

Los Paredones, un pequeño tramo del río Yala, ubicado a unos 25 kilómetros de San Salvador de Jujuy, es el atractivo que se deja ver en todo su esplendor, siempre y cuando no llueva.

Es que el río Yala es fundamentalmente un río de montaña, y ante una mínima precipitación en la zona de altura de la reserva natural, "crece" y resulta imposible acceder, convirtiéndose en un verdadero peligro.

De todas maneras, durante los días de calor y sin probabilidades de lluvia en la zona, el lugar es elegido por cientos de jujeños para pasar la jornada al aire libre, ya que se presta ideal para el esparcimiento al aire libre, si las condiciones están dadas, también un refrescante chapuzón. El río Yala integra un sinfín de locaciones para el disfrute. Aunque se pone "rabioso" cuando llueve en la zona alta del Parque Provincial Potrero de Yala, es generoso con los paisajes que entrega a lo largo de todo su cauce. Los Paredones, es uno de los tantos atractivos que se imponen en la extensión del caudaloso río, y que fue visitado en los últimos días por El Tribuno de Jujuy.

Casi escondido en la densa vegetación, grandes murallas de piedra rojiza se levantan a los costados del río Yala, que en determinado momento pierde las orillas, formándose una especie de callejón de agua alimentado por una pequeña cascada.

Conocido por aquellos que residen en la zona, y tal vez por quienes gustan de la actividad física en un ambiente natural, entre otras, no son muchas las personas que llegan hasta el lugar. Por eso es que se convierte en un lugar ideal para pasar unas horas de tranquilidad, de desconexión de la vida cotidiana y de disfrute en el agua.

Llegar a Los Paredones puede implicar cierta dificultad: una caminata de 20 minutos a media hora de duración por el pedregoso lecho del río, que en diversas ocasiones puede complicarse, ya que es necesario avanzar por el agua, que además de ganar profundidad a medida que nos acercamos al destino, está llena de resbaladizas piedras cubiertas de musgos. Por eso es fundamental prestar atención a cada paso que se va dando, o bien ir equipado con bastón puede ser de gran ayuda.

La densa vegetación característica del parque Potrero de Yala acompañan a lo largo de todo el camino, pero las grandes murallas de piedra se empiezan a imponer y poco a poco a lo largo del camino, y van encerrando al caudaloso río hasta llegar al lugar deseado, Los Paredones. Un tramo de aproximadamente 20 metros de longitud, donde el nivel del agua crece de manera significativa gracias a la erosión del río que fue tallando las piedras a lo largo de la historia.

Desconexión en un ámbito de naturaleza

El callejón natural que se conforma gracias a los paredones que encierran al río Yala, dan lugar al incremento de la profundidad del cauce de agua. Piletones que son aprovechados por los conocedores de la zona para refrescarse en los días de calor. 

Al estar un tanto alejada de los sectores más convocantes para realizar actividades al aire libre en Yala, Los Paredones más allá de su vistoso paisaje, está caracterizado por ser un lugar donde abunda la tranquilidad, que permite bajar las revoluciones de la vida diaria. 

El canto de las aves, el sonido del río y las piedras arrastradas por el agua acompañan a los visitantes que llegan hasta el lugar donde existe una pequeña caída de agua.
En esos 20 o 30 metros a través de los que se extiende la zona más atractiva de Los Paredones, la profundidad del agua incrementa considerablemente en relación al cauce habitual del río Yala, por lo que es una verdadera invitación a chapucear en el agua y dejarse llevar por la corriente. 

Los Paredones se imponen como una alternativa más que válida durante los días de calor en Jujuy, una experiencia al aire libre, en medio de la naturaleza silvestre de un área protegida, donde se pueden conjugar actividades al aire libre como caminatas finalizando con un refrescante chapuzón, siempre en un marco de respeto por el ambiente, atendiendo que es un área protegida.

Cómo llegar a Los Paredones

Llegar a Los Paredones es relativamente sencillo, sobre todo si se va en vehículo. Es que se puede tomar como referencia la toma de Agua Potable, luego de ingresar al Parque Provincial Potrero de Yala 
Es que precisamente, en ese lugar, existe un sendero que deriva directamente en el río en cuestión, e iniciar la travesía hasta el atractivo paisajístico. 
Para llegar al lugar sin sobresaltos es fundamental contar con calzado adecuado para la caminata a través de las piedras y el cauce del río. 
En determinados sectores no quedan más alternativas que caminar por el río, ya que se pierden las orillas por las gigantescas piedras o bien por los propios paredones. Por tal motivo, al avanzar por el agua, contar con un bastón, para afirmarse en cada paso puede ser fundamental para evitar caídas. Es que dar un mal paso puede significar un duro golpe en las piedras.

Fotos: Juan Fernández

Video: Juan Fernández e Ignacio Igarzabal

Edición: Darío Bonutto

Logística: Juan Rojas

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...