Impulsan una producción sustentable y agroecológica

Mediante un convenio con la Unión Europea, la Cooperativa Cauqueva es la organización ejecutora de un proyecto que apunta a revitalizar la actividad agrícola y ganadera de la Quebrada junto a dos organizaciones cosolicitantes: la Comunidad Aborigen de Las Ánimas, encargada de la ejecución de los fondos para apoyo ganadero, y la Federación de Asociaciones Productoras de Alimentos, que tiene injerencia en la comercialización con locales en la ciudad de Buenos Aires y Mendoza.

La ingeniera agrónoma Ana Herrera es la encargada de explicar los objetivos y alcances del proyecto. "Soy coordinadora técnica de un proyecto que fue formulado en el 2017, aprobado en el 2018 y que se empezó a ejecutar en marzo. El título es Generación de Valor Añadido a Procesos Productivos Agroindustriales de las Organizaciones Rurales de la Quebrada de Humahuaca, y tiene por objetivo mejorar la calidad de vida y los ingresos de los productores de tres departamentos de la provincia: Humahuaca, Tilcara y Tumbaya", dijo Herrera.

Explicó que tiene "cuatro ejes de abordaje para apoyar, de manera integral, toda la cadena productiva tradicional de la pequeña producción agropecuaria. Un eje hace el apoyo a la producción primaria, tanto agrícola como ganadera. La parte agrícola busca la sustentabilidad de las producciones, partiendo de un diagnóstico de que están en crisis, sin poder lograr que las familias obtengan ingresos que les permitan tener una vida digna".

Del aspecto agrícola, contó que "toma a las familias que hacen horticultura convencional, invitándolas a experimentar una reconversión agroecológica. Esta agricultura está en crisis por los insumos dolarizados, no les alcanza para comprar las semillas, los agroquímicos, los fertilizantes, produce agotamiento de suelos, son precios bajos y hay posibles intoxicaciones tanto de la familia productora como del consumidor. La propuesta es lograr esa reconversión que significa utilizar los recursos de la naturaleza para producir de manera sana".

Habló de "autoinsumos, de volver a recuperar los suelos con materia orgánica, hecho que baja los costos al no depender de insumos externos tanto para semillas como para abonos, lo que además recicla los recursos económicos dentro del territorio, como comprar el guano a cabriteros de la zona. El suelo se vuelve a recuperar con una producción sana que se reconozca por su valor, que se puede vender de manera diferencial, lo que deja un margen mayor".

El proceso se inició "en esta nueva etapa de siembra con asistencia técnica directa, capacitación mediante un plan integral de un año a cargo de la cooperadora del Ipaf NOA, que fortalece líneas de trabajo que ya se desarrollan. Otro componente se va a ejecutar a partir de la cosecha y atiende a fortalecer los cultivos andinos: maíz, papa y quinua, con el mismo criterio, más un pequeño apoyo en inversiones directas para los productores".

Estas inversiones, dijo, "les permiten afrontar sin costos esta invitación técnica. Ese apoyo consiste en la compra de bienes o contratación de servicios necesarios para le reconversión y la sustentabilidad, según la necesidad de cada familia. Cubre a cuarenta familias, y otras tantas que fortalecen la producción de cultivos andinos a lo largo de tres años".

En cuanto al aspecto ganadero "son cincuenta familias más, la mitad de los Valles orientales del departamento de Tilcara, mayormente productoras vacunas, orientadas a la quesería, en lo que ya son tradicionales y se busca mejorar desde lo sanitario, desde la infraestructura, buscando diferenciar el producto. Se busca hacer una microquesería piloto en Las Ánimas, mejorando las condiciones de elaboración. Para otras veinticinco familias se desarrollará el proyecto en la zona de la Quebrada, pensando en la producción caprina".

Entre otros elementos, se busca "detener la migración, porque quedan cada vez menos pastores y disminuyen los hatos caprinos. Es un proyecto que aportará a la sustentabilidad de los sistemas de la agricultura familiar, que es mayoritario en la provincia. El proyecto propone el apoyo que se necesita para este tipo de producción más sana, que se parece más a la tradicional pero que es difícil de decidir desde los productores".

Agregó que "dentro de una articulación con otras instituciones que trabajan en el territorio, queremos empezar a charlar sobre una forma de certificación que se llama Sistema Participativo de Garantía, con lo que un conjunto de organizaciones técnicas, académicas, políticas y de productores certifican y hacen el acompañamiento técnico de la producción agroecológica".

Finalmente, señaló que "la agroecología no es sólo una propuesta técnica sino también política, que tiene que ver con un planteamiento de lo que es la soberanía alimentaria".

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...