"No nos vamos a callar mirando cómo nos roban el futuro"

El presidente Mauricio Macri encabezó ayer el acto del "Sí, se puede" en Plaza Belgrano, acompañado de una gran multitud de militantes y simpatizantes jujeños, a quienes convocó a acompañar con su voto su reelección y a quienes prometió una "Argentina con más trabajo, menos pobreza y sin corrupción".

En el escenario estuvieron presentes Jorge Rizzotti y Natalia Sarapura, quienes pidieron a los jujeños apoyo en las urnas.

Luego de recorrer el centro de la ciudad en una gran caravana, con más de 10 mil personas que lo rodeaban, el presidente arribó a Plaza Belgrano junto al gobernador Gerardo Morales y una gran comitiva de funcionarios provinciales que encabezaban los candidatos a diputados nacionales Jorge "Colo" Rizzotti y Natalia Sarapura, e integrada además por el secretario de Medios Públicos de la Nación, Hernán Lombardi.

En un pequeño escenario montado sobre calles Gorriti y San Martín, el presidente se dirigió a miles de jujeños que se hicieron presentes y coparon Plaza Belgrano, en una tarde- noche cálida, que acompañó el desarrollo de la jornada sin ningún tipo de incidentes.

Al ritmo de "Sí, se puede", el gobernador agradeció al presidente la visita y le brindó el apoyo del pueblo jujeño a su gestión.

El mandatario provincial entregó una Bandera de la Libertad Civil al jefe de Estado y recordó la gesta del Éxodo Jujeño, que relacionó con "la libertad del pueblo".

En este sentido, Morales resaltó que este símbolo patrio refleja "la lucha por la libertad, la lucha de hoy, la lucha por reafirmar los derechos", y afirmó que "el pueblo necesita presidentes como Mauricio, que tengan la madera que hay que tener en las buenas y malas, para sobreponerse del resultado del 11 de agosto y caminar el país y devolverle al pueblo la dignidad".

El gobernador se refirió a las elecciones del próximo domingo y aseguró que "Sí, se puede. Sí, se pueden cambiar las cosas" y convocó a los jujeños a "no volver al pasado, al pasado de corrupción y violencia".

Entre banderas argentinas, cánticos y cálidos aplausos Mauricio Macri inició su discurso agradeciendo al pueblo jujeño por el apoyo permanente a su gestión. "Gracias Jujuy, amo venir a esta provincia; la provincia de la energía, la tierra de la Pachamama", dijo el presidente y continuó: "queridos jujeños ustedes son maravillosos".

"Hoy estamos acá, para decir muchas cosas. Primero para decir ‘Sí, se puede‘, pero también para decir que no nos vamos a quedar callados mirando cómo nos roban el futuro; sabemos que quieren que estemos callados, nosotros y todos los que pensamos distinto", dijo Macri.

A modo de autocrítica, el presidente afirmó: "tenemos que reconocer que somos muchos los que estuvimos en silencio durante mucho tiempo, mirando la política desde afuera, diciendo no me voy a meter, me da miedo, no va a cambiar. Eso es lo que hicimos mal y nos equivocamos, porque dejamos espacios libres y permitimos que una minoría se apropie y tome el control del país", y siguió: "lo bueno es que reaccionamos y actuamos".

El presidente se refirió a la convocatoria de los jujeños y resaltó "esta es una revolución de los pacíficos, de los que queremos vivir en paz, sin violencia y tampoco queremos que nos pasen por arriba una y otra vez".

En este sentido e interactuando con los simpatizantes, Macri preguntó "¿Creemos que la honestidad es importante?, ¿Creemos que con educación y trabajo vamos a progresar? ¿Creemos que el Gobierno tiene que estar al servicio de los ciudadanos? ¿Creemos que hay que combatir el narcotráfico y las mafias? ¿Creemos que la Justicia tiene que ser independiente? ¿Creemos que hay que decir basta a la impunidad?", y afirmó "estas cosas en las que creemos, son las que nos unen".

En otro tramo de su discurso, el presidente se refirió a su gestión y analizó que "llegar hasta acá nos costó más de lo que pensábamos, encontramos problemas más profundos y más difíciles de resolver de lo que imaginábamos" y agregó: "pero no me equivoqué cuando dije que el cambio es posible, como no me equivoqué cuando dije que el potencial de este país es infinito. Éste es el pueblo argentino que quiere salir adelante y que dijo basta a la frustración y resignación".

En esa misma línea, el presidente Mauricio Macri dijo que "demostramos que se puede gobernar sin generar miedo, ni odio, tan sólo marcando la dirección del progreso y del futuro. Demostramos que se puede dialogar, con todos los sectores y generar empleo. Demostramos que se puede tener una política social, sin clientelismo, devolviendo la libertad de la gente, llegando con el Estado a donde nunca se había llegado y teniendo las mismas condiciones".

El primer orador fue el intendente de la ciudad Raúl Jorge, quien le dio la bienvenida al presidente al escenario.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...