Un pueblo solar escondido entre montañas puneñas

La localidad de San Francisco se convirtió en el cuarto pueblo solar de la provincia de Jujuy, obra que beneficia a cerca de 70 habitantes que viven en esa comunidad que pertenece al departamento de Santa Catalina.

San Francisco está situado a unos 360 kilómetros de la capital jujeña, al noroeste, y se encuentra a 4.300 metros sobre el nivel del mar. Allí viven 13 familias y un total de 70 habitantes que en invierno sufren temperaturas muy bajas que llegan hasta los ocho grados bajo cero.

Anteayer se inauguraron los paneles solares que acumulan energía en baterías de litio, un logro muy importante para la comunidad, "esto nos trae muchos beneficios, ahora podemos utilizar heladera, televisor o lavarropas. A los chicos también beneficia mucho porque van a tener internet para estudiar", mencionó Benito Cari, vecino de la localidad.

Siguió diciendo que "antes no teníamos nada, utilizábamos la vela y la luz de las brasas. Yo vivo acá desde hace 40 años, hace 10 que tenemos unos paneles viejos pero no era mucho el abastecimiento de luz, en invierno sobretodo no cargaba".

"Ojalá que la juventud que se fue a la ciudad vuelva al pueblo, porque acá también hay vida", expresó Cari.

La principal actividad del pueblo es la ganadería a través de la cría de corderos o chivos.

También hacen sembrado de haba y papa en verano, y lavado de oro.

Esta nueva central fotovoltaica autónoma posibilita el acceso a energía eléctrica las 24 horas gracias a la acumulación en baterías de ion litio, además de disminuir, a cero, el impacto ambiental y sonoro en el lugar.

La central en San Francisco de Santa Catalina integra el proyecto "Pueblos Solares", encarado por el Gobierno provincial desde 2017, y que cuenta con dos líneas de ejecución y financiamiento: por un lado la construcción de seis centrales a través de un convenio con Ejesa y Ejsedsa, mientras que otras tres plantas se construirán a través del Permer, Programa de Energías Renovables para Mercados Rurales.

Ya se encuentran en funcionamiento los pueblos solares de Olaroz Chico, La Ciénaga y El Angosto, a los que se sumó San Francisco.

Innovación inédita

Sobre esta iniciativa, Ernesto Vaccaro, gerente general de la empresa Ejesa comentó que "este trabajo nos hizo conocer a la gente del lugar y estamos muy contentos por eso. Hay 13 chicos que van a la escuela, 13 futuros brillantes para nuestra provincia".

En ese sentido señaló que "esta innovación tecnológica es algo inédito en el país y en el mundo. Estamos aprovechamos dos recursos fundamentales que tiene la provincia, que son el sol y el litio. Lo supimos combinar gracias a la visión que se tuvo en este proyecto y por el grupo humano".

Por su parte, Diego Solís, comisionado municipal de Santa Catalina afirmó que "quiero agradecerle al gobernador por abrirme las puertas siempre para que le plantee los problemas de las localidades y de trabajar de forma conjunta. Siempre me respondió, hay que saber reconocer eso a igual que la gente de Ejesa, siempre predispuesta".

Tecnología avanzada

El gobernador de la provincia Gerardo Morales, quien también estuvo presente en la inauguración, aseguró que "estamos generando tecnología que podemos mostrar al mundo y formación de recursos humanos calificados en energías renovables. Con esto cuidamos a la Pachamama, al medio ambiente y se genera energía las 24 horas".

Asimismo el mandatario provincial indicó que "esto es igualar, llegar a este pueblo, a esta escuela que sólo tenía una antena. Pero a partir de esta infraestructura Ejesa trajo otra antena e hizo aportes en el marco de la responsabilidad empresarial a todo el pueblo".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...