Trump confirmó que ahora mataron al número 2 de Isis

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, informó este martes que el vocero del Estado Islámico (EI), Abu Hasan al Muhayir, murió durante una operación militar de tropas estadounidenses en Siria y lo identificó como el "probable" sucesor de Abu Bakr Al Baghdadi, muerto el sábado pasado en un operativo similar.

"Acabo de confirmar que el favorito para reemplazar a Abu Bakr al Bagdadi ha sido aniquilado por las tropas estadounidenses. Lo más probable es que hubiera asumido el liderazgo (del EI), ¡y ahora también está muerto!" anunció Trump en su cuenta oficial en Twitter.

Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza liderada por kurdos que fue el principal aliado de Estados Unidos en su lucha contra el EI, aseguraron el domingo que Al Muhayir había muerto en una operación estadounidense distinta a la que el sábado acabó con la vida de Al Baghdadi, en el pueblo de Ain al Baida, consignó la agencia EFE.

"Las dos operaciones lideradas por Estados Unidos desmantelaron de forma efectiva la cúpula del EI que se escondía en el noroeste de Siria. Hay más que aún se esconden en la misma área" indicó el portavoz de las FSD, Mustafa Bali, a través de la misma red social.

Un funcionario estadounidense citado por el diario The Wall Street Journal indicó que la operación contra Al Muhayir fue un ataque aéreo en el noreste de Siria y se produjo poco después del asalto al complejo donde se escondía el líder del grupo yihadista.

Al Muhayir estaba casado con la hija de Al Baghdadi y se le consideraba "uno de los posibles sucesores" del cabecilla del EI, que probablemente demore "algunas semanas" en anunciar quién será su nuevo líder tras el doble golpe asestado por los comandos norteamericanos, opinó el funcionario consultado por el diario neoyorquino.

"Probablemente será alguien del círculo cercano" de Al Baghdadi, añadió la fuente.

Al Baghdadi era el líder yihadista más buscado desde la muerte del jefe de la red Al Qaeda, Osama bin Laden, en 2011.

El anuncio de su muerte se produjo justo después de que Washington redujera su implicación en la zona y Trump anunciase la polémica retirada del millar de efectivos estadounidenses que estaban desplegados en Siria.

El líder del EI se inmoló el sábado junto con tres de sus hijos, cuando se vio acorralado por tropas norteamericanas en Barisha, una pequeña localidad de la provincia siria de Idleb, a escasos kilómetros de la frontera con Turquía.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...