Elevan a juicio a conocido agricultor y deportista

El titular de la Fiscalía de Violencia de Género y Sexual Nº 2, fiscal José Alfredo Blanco, confirmó ayer el pedido de elevación a juicio oral y público de la causa que tiene como imputado a un conocido deportista y agricultor de la ciudad de San Pedro, que el pasado mes de enero, le propinó una brutal golpiza a su expareja y madre de su hijo, en el interior de una finca ubicada en la localidad de Rodeíto. El sujeto identificado como Julio César M. (42) está imputado por el delito de "lesiones leves, agravadas por el vínculo y violencia de género". A la fecha, la causa ya se encuentra remitida a la sala correspondiente de los tribunales criminales de la capital, para que se celebren las audiencias que corresponden en estos casos.

En diálogo con El Tribuno de Jujuy, el fiscal José Alfredo Blanco sostuvo que el hecho se registró en enero de este año, cuando la madre fue a retirar a su hijo menor de edad a una finca ubicada en Rodeíto. "Allí, tomó contacto con quien es padre de su hijo y expareja, una persona conocida en el ámbito local, y en esa circunstancia resultó ser agredida físicamente. Luego se trasladó a la ciudad de Perico, donde la Fiscalía que intervino con jurisdicción en Perico, recepcionó la denuncia y practicó los informes médicos respectivos", expresó Blanco.

Acotó que posteriormente, las actuaciones fueron a San Pedro de Jujuy, por una cuestión de jurisdicción y competencia y se dispuso, en su momento, las medidas de coerción que fueron necesarias. "En su momento, se solicitó la detención de este ciudadano masculino, mayor de edad, y cuando se dispuso su libertad, en virtud de la caratulación que tenía la causa, se lo hizo con las medidas restrictivas correspondientes".

Tras ser consultado sobre la caratulación de la causa y sobre la libertad del imputado, Blanco explicó que eran lesiones leves, conformes al informe médico y las pericias que se llevaron a cabo, "agravadas, porque nuestra legislación ha ampliado el concepto de lo que se entiende como violencia de género, doméstica y familiar. No solamente incurren en violencia aquellos que perpetran una agresión física contra su concubina o su esposa sino también, en aquellos casos en que se produce contra una novia, expareja y demás, quedan inmersos y tienen este agravante. En razón de esa calificación, luego de transcurrido el tempo necesario de su detención, se dispuso su libertad con las restricciones correspondientes y a día de hoy, ya habiendo sido notificados tanto el imputado como las distintas partes del proceso, la causa ha sido remitida a los tribunales de la capital para que se celebren las audiencias correspondientes conforme lo establece el código de procedimiento de nuestra provincia", subrayó.

En cuanto a la demora en el arresto del agresor al momento del hecho, el fiscal indicó que se trabajó inmediatamente y se generó una demora de días, debido a que la víctima, luego de la supuesta agresión que sufriera, se trasladó hasta la ciudad de Perico donde residía con su madre y formuló la denuncia en esa jurisdicción. "No obstante la Fiscalía de Perico tomó la denuncia, realizó el examen médico respectivo, y la demora que se produjo fue en la remisión de las actuaciones a esta jurisdicción. Si la denuncia se hubiese radicado en esta ciudad, obviamente se intervenía más rápido y en consecuencia, el inmediato arresto del inculpado. Si hubo una demora de horas, se debió a que las actuaciones desde Perico no nos llegaban", apuntó.

Los hechos

Tal como lo informara nuestro diario, al momento de ocurrida la agresión, fuentes consultadas indicaron que el hecho se registró el pasado 3 de enero, en el interior de finca Villa Las Rosas, ubicada en la localidad de Rodeíto. Poco después de las 19, una mujer identificada por la policía como Lis María G. (34), domiciliada en ciudad Perico, de profesión peluquera, llegó a buscar a su hijo menor hasta el domicilio del padre, identificado por la policía como Julio M. (42), agricultor, domiciliado en la citada finca, de quien estaba separada, porque sufría constantes agresiones físicas. El sujeto con tono agresivo, le exigió que enviara mensajes a todos sus contactos, informándoles que ella había vuelto con él y que abriera su cuenta de Facebook y pusiera la opción del lugar donde se encontraban para que todos sepan que estaban juntos en la localidad de Rodeíto. Cuando la mujer le dijo que el teléfono estaba apagado sin batería, el sujeto la tiró del brazo y la llevó casi a la rastra hasta adentro y la obligó a que se conectara a su celular y enviara mensajes avisando a todos de que estaban juntos. Al decirle la víctima que no sabía qué programa utilizar para poner la ubicación, el sujeto le propinó una brutal golpiza, arrojándola al suelo para atacarla con golpes de puño y patadas, provocándole traumatismos y hematomas, en los ojos, en la cabeza, cuello, brazos y piernas. No conforme con la tremenda golpiza, el violento sujeto abrió el placar, sacó una escopeta y le apuntó a la cabeza. Ante tal situación de violencia y presa del pánico, la mujer encendió el celular y comenzó a enviar mensajes a cualquier contacto deseándole feliz año, refiriéndole el agresor "ves para eso te hacés pegar era fácil, dos mensajes de mier..". Cuando fue a guardar el arma, la víctima consiguió escapar, corriendo desesperada por un camino de tierra, hasta llegar a la ruta. En tanto corría, desesperada le dijo a la casera de la finca que Julio le estaba pegando, por lo que la señora le pidió a su patrón que no le pegara.

Tras percatarse de la situación, el sujeto sacó el rodado, obligó a su exmujer a subir y salió a toda velocidad. Al llegar a la terminal de ómnibus de San Pedro de Jujuy, la amenazó refiriéndole "no me denunciés porque te vas a quedar sin un mango para tu hijo". La mujer regresó a su domicilio en ciudad Perico y no radicó denuncia alguna por temor a que el sujeto le hiciera algo a su hijo, ya que no permitió que se lo llevara y aún permanecía con él. Recién el 5, en horas de la madrugada, el agresor se presentó en su casa de Perico llevando al niño, y volvió a referirle que no lo denunciara.

Al día siguiente, la mujer se dirigió a la Seccional 21º de aquella localidad donde radicó la correspondiente denuncia, indicando que no es la primera vez que tiene que vivir esta clase de situación, presentando lesiones en la cabeza, en los brazos, en las piernas, en ambos ojos, en la espalda y en el cuello. Luego del examen médico forense, las actuaciones fueron giradas a la Delegación Fiscal Nº 1 y tras la consulta con la Fiscalía de Investigación Nº 11, se dispuso el arresto a los fines de que se le practiquen todas las medidas procesales y la imputación correspondiente.

El sujeto fue arrestado, por efectivos de la Brigada de Investigaciones de San Pedro, se le imputó el delito de "lesiones leves agravadas por el vínculo y mediar violencia de género", se le impuso una medida restrictiva a los fines de que no tome contacto con la víctima y posteriormente se le otorgó la libertad.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...