El Gobierno nacional pidió “paz y diálogo” para superar la crisis política en Bolivia

Tras la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia, el Gobierno argentino hizo un llamado "a todos los actores políticos y sociales" de ese país "para preservar la paz social y el diálogo". Fue una marcada diferencia respecto a los pronunciamientos de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, presidente y vice electos, quienes hablaron directamente de golpe de Estado.

"Ante renuncia a su cargo como Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, anunciada el domingo en la tarde, por Evo Morales Ayma, el Gobierno argentino hace un llamado a todos los actores políticos y sociales bolivianos para preservar la paz social y el diálogo, enfatizando importancia de encaminar  este periodo de transición que se ha abierto por las vías institucionales que establece la Constitución de ese país", señaló Cancillería mediante un comunicado.

Desde el Gobierno remarcaron que "resulta imprescindible que todas las fuerzas y dirigentes políticos bolivianos actúen en este delicado momento con responsabilidad y moderación".

"El anunciado llamado a un nuevo proceso electoral, con la anticipada renovación del Tribunal Electoral, respetando lo dispuesto por la Constitución Política del Estado Plurinacional Boliviano junto con el acompañamiento de países de la región así como de organismos internacionales y observadores imparciales es el mejor camino para superar, con total transparencia y espíritu democrático, la presente crisis que afecta al hermano pueblo boliviano", añadió.

Más temprano, Alberto Fernández​ y Cristina Kichner salieron a denunciar que en Bolivia hubo un "golpe de Estado". Las declaraciones del presidente y vice electos van en línea con los pronunciamientos de Lula Da Silva y Nicolás Maduro.

Alberto F. reclamó elecciones "cuanto antes" a través del voto popular y sin proscripciones: "Defenderemos firmemente la democracia en toda América Latina", escribió. CFK, por su parte, llamó a hacer “pronunciamientos y acciones claras en defensa de la democracia”.

La noticia de la renuncia de Evo Morales sacudió el domingo en América Latina, en una región convulsionada por las rebeliones en Chile y, anteriormente, en Ecuador, como así también por la liberación, este fin de semana, de Lula en Brasil.

Tras conocerse la noticia, el Gobierno de Mauricio Macri negó haberle ofrecido asilo político al ahora ex presidente boliviano. Jorge Faurie, canciller argentino, afirmó pasadas las 19 (hora argentina) que aún no tenían ninguna indicación de asilo político y consideró "importante" que haya un diálogo entre Mauricio Macri y Alberto Fernández​ a propósito del tema.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...