"El ajedrez te hace despertar todos los sentidos"

¿Qué es el ajedrez para usted?

-Para mí es una forma de vida, en la vida a veces uno pasa buenos momentos, malos momentos y en el tablero de ajedrez pasa lo mismo, tenés buenas partidas, malas partidas. Como siempre dije el ajedrez no es para los inteligentes, el ajedrez te hace inteligente, te hace despertar todos los sentidos que muchas veces no los utilizamos.

 

Con varios torneos ganados y podios en su dilatada carrera, este año Eduardo Robledo fue oro en un torneo Blitz en La Paz, Bolivia.

 

¿Cómo lleva su papel de formador?

-La parte de formar a una persona sea chica o grande no ha sido tan fácil, hay que mirar cómo es su carácter, como está la familia constituida porque cada hogar es distinto. Para mí de ahí es una de las fuentes para formar a un jugador incluso tanto en lo social como en lo competitivo.

¿Incide lo económico en la formación y carrera de un jugador?

-El aprendizaje del ajedrez es abierto pero a la vez tiene que ver mucho con lo económico y si incide económicamente. Nosotros estamos en una provincia muy alejada de las competencias fuertes que se desarrollan en Buenos Aires, Santa Fe que tienen torneos casi todos los días. Lo bueno del ajedrez ahora es que se está metiendo en todas las escuelas, se está metiendo dentro de una sociedad, ya no es aislado, ya es social, algo que está dentro del hogar.

¿Cree que esta disciplina es aburrida?

-Nos confundimos al decir que el ajedrez es aburrido. El ajedrez a nivel es el segundo deporte más jugado. Si bien es cierto que se lo juega con la mente y el razonamiento, físicamente te lleva mucha preparación porque no es solamente estar sentado sino que tenés que salir a correr, tenés que salir a natación, al gimnasio porque si no imaginate son hasta 6 horas jugando para los partidos nacionales que está la persona sin mover los músculos. El ajedrez tiene todos los condimentos, se ha demostrado que en una partida de ajedrez el ser humano puede bajar de peso increíblemente.

¿Y por qué cree que el ajedrez está aparentado con la gente de la tercera edad?

-Eso fue hasta hace diez años más o menos. Pero ya en esta época chicos de 4 años juegan. Antes se decía que lo jugaba gente de 30 años para adelante. En la época mía era muy raro ver a un chico jugar. Hoy en día el campeón del mundo tiene alrededor de 25 años.

¿Cómo fueron sus primeros torneos en los que participó en su adolescencia?

-Cuando era chico entre los 14, 15 años participé en torneos en Jujuy, luego fui a competir a Buenos Aires donde recuerdo que salí en quinto lugar, algo verdaderamente meritorio para mí. Después también competí en distintos países como Chile, Paraguay, Uruguay. También jugué por la mayoría de las provincias de Argentina.

¿Qué significa para usted la escuela Rey Blanco?

 

-Ha sido una marca importante. Es lindo porque a pesar que nuestra institución no tiene personería jurídica está dentro de la Federación Argentina. Hoy en día a Jujuy se lo reconoce por la escuela, por lo que nosotros hemos dado. Realmente nos representa a todos los jujeños para que podamos salir porque la Federación Argentina nos permite a través de nuestra escuela competir en juegos nacionales e internacionales.

 

¿El aprendizaje hoy en 2019 es más fácil?

-Sí. La computadora, el internet ha sido una parte muy esencial para todo ajedrecista porque antes tenías que esperar cada mes una revista que venía desde Buenos Aires, hoy por hoy el internet nos acercó muchísimo. Por ejemplo, mi hijo Cristian tiene la oportunidad de desde la casa jugar con un maestro. Tenemos las puertas muy abiertas, tenemos todas las armas para ampliar el conocimiento como profesor y como alumno.

¿Recomienda el juego de ajedrez que viene en las computadoras?

-Sí. Es muy recomendable porque al no haber tanta actividad, lo tenés que hacer porque gracias a esas prácticas uno se va a ir capacitando. Por supuesto que más adelante uno tendrá que buscar a alguien que también lo guíe.

¿Cuál es la forma de juego que enseña por lo general?

-Yo antes del ajedrez jugué al fútbol y tenía un entrenador que me decía: ‘Fluyan, sean ustedes, quiero saber cómo se mueven, a ver, quiero verlos’, y nosotros entrábamos a la cancha y cada uno mostraba su destreza. Y bueno en el ajedrez he tomado esos conceptos también. Yo he logrado amoldarme al jugador y no que el jugador se amolde a mí. En el ajedrez es un pecado cortar la inspiración.

¿Palpalá es la cuna del ajedrez en nuestra provincia?

-Palpalá ha tenido muy grandes jugadores, sin lastimar a ningún otro punto de la provincia de Jujuy como en el caso de Ledesma y San Pedro de donde salieron bien grandes jugadores pero Palpalá particularmente ha tenido muchos campeones, desde mi punto de vista sí ha sido como una especie de cuna.

¿Qué sensaciones tiene al enseñar en Bolivia?

Algo lindo porque prácticamente es una experiencia donde voy a tomar una lección con otros chicos y algo feo porque me fui de mi provincia y no quería estar mucho tiempo fuera del país. Entonces para no tener ese dilema encontré la manera de ir y volver. Voy por La Quiaca, Villazón, Tupiza.

¿Su próxima meta o su sueño?

-Hoy en día en todo lo que es la provincia de Jujuy no hay una escuela de ajedrez de alto rendimiento. Hay escuelas de ajedrez pero social como para contención. Ese es mi sueño tener en Palpalá una escuela de alto rendimiento donde pueda venir toda la gente de la provincia e incluso de otros países y de otras provincias.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...