Las casas de telas de capital, por lo menos cinco de ellas, continúan hilvanando una serie de factores negativos en un contexto que desde hace tiempo presenta bajas en ventas. Y es que, algunos encargados de comercios textiles, sostienen que desde agosto a la fecha, la demanda de productos cayó entre un 40 y 55%.

La pérdida del poder adquisitivo, la apertura importadora, los costos de alquiler y la suba de servicios, son algunos de los signos de la crisis que viene atravesando el sector.

Sin embargo, el rubro presentó un leve síntoma de alivio durante la celebración de Halloween, con la venta de telas para la confección de disfraces para niños y adultos. Y aún esperan repuntar con la celebración de la Cena Blanca que realizan todos los años los colegios secundarios.

Un punto "en contra" para el sector fue la devaluación del peso frente al dólar que, tras las elecciones Paso, de estar por arriba de los $ 46,57 alcanzó los $ 62,14 incidiendo fuertemente en la suba de los diferentes productos que se abonan cotizando la divisa estadounidense.

También, algunos propietarios tuvieron que reducir puestos laborales, debido a que a principios de año, se les hizo imposible afrontar los gastos de alquiler y tarifa de energía. También están quienes indicaron que el costo de telas para indumentaria se fue "por las nubes", y en ese caso, prefieren comprar ropa "americana" y a veces, sólo para eventos especiales, comprar algún tipo de tela para arreglar una prenda. El mismo panorama lo atraviesan las casas textiles que señalan como competencia los puestos de ropa ilegal, entendiendo que algunos utilizan como último recurso, comprar la materia prima para confeccionar una prenda artesanal.

Incertidumbre en mercerías

Por otro lado, en las casas de venta de lanas, como así también en las mercerías, encargados señalaron que en lo que va del año, la crisis también los afectó llevándolos a tener que disminuir los puestos laborales de sus empleados y disminuir la mercadería.

En una mercería ubicada en calle General Lavalle, la encargada de venta, Marina Rivas, mencionó que se le torna complicado llegar a fin de mes, "antes empleaba a tres personas, ahora tuve que disminuir el personal. La venta bajó un 40%, trabajo para comer y pagar el alquiler", sostuvo.

Las opiniones

En Jujuy hacen faltan casas de telas, que traigan variedad de productos de algodón. Es real que la fiera americana le resta venta a estos locales y se debe a que allí se encuentra más calidad.

Las telas para manteles en las textilerías están mucho más caras que las que se venden en las ferias de ropa usada. Ahí encuentro manteles espectaculares que van desde los $ 100 a $300.

La opción que hay ahora es irse a Perico a comprar las telas mucho más baratas. Cuando tengo que hacer arreglar una prenda la llevo a la modista, porque yo no tengo los medios para hacerlo.

Hace dos años atrás fui a una textilería a comprar tela para hacerle una pollera a mi hija. Ahora la gente no hace confeccionar ropa, porque debe pagar la mano de obra y la tela que está cara.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...