El gobernador Gerardo Morales sostuvo ayer que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia respondió "claramente a un golpe de Estado, que rechazamos", aunque advirtió que la precaria situación institucional de ese país "tiene como corresponsables al propio Evo Morales, a la oposición y a las Fuerzas Armadas".

Se pronunció en su cuenta oficial de la red social Twitter, en la que agregó que el líder indígena "terminó convirtiendo un gran gobierno en un gobierno fraudulento", en alusión a las recientes elecciones presidenciales, que de acuerdo a una comisión de la OEA estuvieron plagadas de irregularidades.

"No acató la consulta popular que le dijo no a la reelección -continuó-, transgredió la Constitución y finalmente hizo trampa en la elección, lo que no justifica una alteración del orden constitucional de Bolivia".

En otra publicación, repudió "la persecución a Evo Morales y a los miembros de su Gobierno" y consideró "imperioso garantizar desde la Comunidad Internacional los Derechos Humanos fundamentales en estos momentos, en particular el derecho a la vida y la paz".

Sobre ese punto llamó a la Comunidad Internacional a "bregar por el restablecimiento de las instituciones democráticas en Bolivia, la realización de elecciones libres y transparentes y el fin de las persecuciones políticas".

Por otra parte, respondió a los dichos del dirigente social Juan Grabois quien manifestó: "Sospecho que ha habido un apoyo logístico por parte de Gerardo Morales" para romper con el orden democrático.

"En verdad sos un pelotudo importante. Dejá de volar por la estratósfera, de incentivar la violencia y dejá de manejar a los pobres como clientes", manifestó el gobernador Morales a los dichos de Grabois.

“Está la decisión del Gobierno”

El embajador argentino en Bolivia, el jujeño Normando Álvarez García, describió el escenario anárquico que observa tras la renuncia de Evo Morales y lo comparó con la caída de Fernando de la Rúa en 2001. El diplomático se mantuvo en línea con el comunicado que sacó Cancillería el domingo por la tarde: “No hay golpe de Estado para nuestro Gobierno. Yo personalmente pienso algo, pero está la decisión de nuestro Gobierno”, señaló al ser consultado por Luis Novaresio (radio La Red) sobre cómo definía lo que ocurrió en Bolivia.

“Creo que hizo esta declaración porque en realidad no hubo un golpe como tenemos acostumbrados, que se levanta un regimiento, un ejército, no hubo nada de eso... Cuando ya estaban las cartas echadas salió una conferencia de las FFAA pidiendo la renuncia”, explicó. Al ser repreguntado sobre el tema, Álvarez García señaló que “seguramente hay una interrupción del orden constitucional, pero en base a la gran conmoción social. Aunque no es lo mismo, hay cosas similares a cuando fue la renuncia de (Fernando) De la Rúa. Cuando hay presiones para que renuncie, hay montones de juegos políticos para que renuncie”, comparó.

Álvarez García expresó su preocupación profunda por el futuro político inmediato de Bolivia. “Desde hace varios días yo me pregunto ¿cuál va a ser el post-Evismo? porque la oposición son dos, tres o cuatro figuras. Carlos Mesa, que sacó dos millones de votos y salió segundo, es parte de una alianza. Pero él no tiene un partido. Se presentó con un partido muy chiquito. Y el otro, un líder cívico de Santa Cruz llamado Luis Fernando Camacho, tampoco tiene un partido (...) tengo entendido que estaban reuniéndose para tomar una decisión y encontrar una salida provisoria”.

“El post-Evismo”

“A mí no me gusta ningún tipo de interrupción. Uno puede darle el nombre que quiera, pero esto siempre produce una conmoción interna. Acá, ojalá que el post-Evismo sea rápido y no muy complicado para Bolivia”, completó.
A su vez, Álvarez García resaltó que, hasta el momento, no se registró ningún argentino herido o detenido durante los incidentes que se protagonizaron en las calles desde que se inició el conflicto social y político en Bolivia.

Un pedido de sesión especial

La diputada nacional Carolina Moisés fue contundente en su posicionamiento político y repudió el golpe de Estado al presidente legítimo de Bolivia, Evo Morales. “Jamás pensé que un radical de pura cepa como el embajador (Normando Álvarez García) pudiera justificar un golpe de Estado.

Sinceramente, si está hablando en nombre de la Nación argentina es vergonzoso, si está hablando en nombre del radicalismo es un contrasentido total, porque Alfonsín estaría bastante avergonzado de esto. Y si está hablando en nombre de los jujeños mucho más, porque en Jujuy tenemos miles de bolivianos residentes, involucrados en nuestra economía, nuestra sociedad, donde sus descendientes forman parte de nuestra vida cotidiana”, enfatizó.

Así también repudió el levantamiento armado en Bolivia, expresando que había “un gobierno democráticamente electo, Evo Morales y Álvaro García Linera, que estaba vigente. Son representantes de la democracia, han tenido posturas políticas siempre a favor de los Derechos Humanos”. Dijo que hay “un involucramiento de las Fuerzas Armadas de manera directa. Además, el jefe de las Fuerzas Armadas dijo que exigía la renuncia del presidente”.

Como legisladora nacional relató que “desde ayer nuestro espacio político agotó las líneas de comunicación entre los distintos niveles, incluyendo a Alberto Fernández que se comunicó telefónicamente con el presidente Macri para solicitar de manera diplomática que abra nuestra embajada, que acepte los asilos políticos. Sin embargo, el Presidente no tomó ninguna definición”.

Moisés, junto a un grupo de diputados nacionales, está elaborando una resolución repudiando el golpe de Estado, y un pedido de sesión especial para mañana miércoles para que la Cámara de Diputados de la Nación exprese un posicionamiento político. Y evalúan que una comisión de legisladores viajen a La Paz. 

Respaldo de la UCR

La Unión Cívica Radical expresó su respaldo a Gerardo Morales “Manifestamos nuestro irrestricto apoyo a Gerardo Morales, vicepresidente de nuestro partido y gobernador de Jujuy, y rechazamos las acusaciones infundadas, simplemente basadas en absurdas conspiraciones y prejuicios.

Juan Grabois admite no tener ninguna prueba en contra de Morales y sin embargo decide acusarlo públicamente, con sospechas construidas con su risueña imaginación.
La trayectoria democrática de Gerardo Morales es intachable. Lamentablemente quienes siguen heridos porque el Gobierno de Jujuy erradicó las tutelas sobre los pobres y garantizó la paz en la provincia han decidido inventar acusaciones”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...