"No hay despidos pero tampoco mejoró la situación de los trabajadores"

-¿Cómo está la situación del sector metalúrgico?

-La situación de nuestro sector no ha variado mucho en estos últimos tiempos, puesto que se viene una meseta en cuanto al tema de producción, como se están dando en distintos talleres y fundiciones de la provincia. Igual, de todas maneras, estamos recorriendo los establecimientos para ver que se dé cumplimiento con todo lo que es el tema de los pagos en tiempo y forma de los sueldos, aportes y viendo de preservar la fuente de trabajo, viendo que no haya despidos y hablar con nuestros compañeros del sector para que tratemos de cuidar nuestros puestos de trabajo. Sabemos que llega fin de año y sería lamentable que sigan despidiendo o cerrando algunas fábricas, porque sabemos que es un desorden para una familia que un trabajador se quede sin su puesto de trabajo en esta época.

-¿Hay despidos o se frenaron?

-No hay despidos pero tampoco ha mejorado la situación en cuanto a su producción, ya que los talleres siguen trabajando a media máquina, salvo algunos contados establecimientos que tomaron algunos trabajos para las empresas mineras o azucareras, pero después, todos los talleres de carpintería metálica y herrería están un poco parados porque no hay obras públicas. Sabemos que al no haber fabricación de viviendas o grandes obras que demanden por parte del Gobierno provincial o nacional, esto va a seguir parado.

-¿El cepo al dólar agravará más la situación del sector?

-En cuanto al cepo del dólar, le tengo que decir que nosotros los trabajadores, sinceramente, estamos más en el día a día que fijándonos en el tema dólar. Creemos que es una moneda fuerte e importante para las grandes transacciones comerciales que se hacen, o para compra de materiales que se tienen que traer de afuera, pero nosotros los trabajadores, la única moneda que conocemos es el peso. Más allá que influye en la actividad comercial, nosotros estamos más preocupados en que haya fuentes de trabajo y que los trabajadores cobren sus sueldos, puedan sostener sus familias y lleguen a fin de mes.

-¿Piensan pedir un bono de fin de año?

-Con respecto al bono de fin de año, en nuestro convenio colectivo de trabajo ya están estipulados unos bonos que se ha implementado en el convenio del último acuerdo salarial, y más lo que se suma al tema de los 5 mil pesos que ha decretado el Gobierno nacional, también se ha llegado a un acuerdo con las cámaras empresariales metalúrgicas que se paguen en tres etapas. Es decir, 2 mil pesos con el sueldo del mes de octubre, 2 mil pesos con el sueldo de noviembre y mil pesos con el sueldo de diciembre. O sea, más allá que sabemos que no hay plata que alcance, es un paliativo que puede servir al trabajador metalúrgico. Eso es lo que está estipulado como bono en el momento, pero si llegara a haber otro pedido a las cámaras empresariales, los trabajadores metalúrgicos serán los primeros en saber de estos pedidos que se vayan haciendo desde el gremio hacia la patronal.

-¿Qué expectativas tiene del nuevo gobierno?

-Creemos que con las nuevas autoridades que asuman en diciembre vendrán algunas mejores perspectivas y esto tenderá a revertir la situación. En cuanto a las expectativas con el próximo gobierno, son grandes. Justamente la mayoría de los trabajadores y el pueblo en general se ha expresado en las urnas y si se ha votado un cambio de gobierno, seguramente es porque esperamos que no sea como el que está en estos momentos y de todo lo que hemos estado padeciendo en estos últimos cuatro años. Queremos que la situación cambie para mejor y que realmente comience a funcionar la máquina productiva para que haya fuentes de trabajo para todos, no solamente para el sector metalúrgico sino para todas las actividades privadas que sabemos que también vienen con muchos problemas. Que los aumentos salariales no son suficientes y que todo eso anhelamos para el próximo gobierno que va a regir los destinos del país.

Imagino y creo que los que se han postulado han estudiado bien cómo viene el tema económico y todo lo que tienen pensado hacer, me imagino que lo tienen ya planificado. Justamente por eso es que nosotros estamos por un gobierno que viene con muchas esperanzas y muchas expectativas. Más allá de las decisiones que tomen, que son los que van a gobernar, nosotros como trabajadores, como sociedad estamos expectantes en lo que pueda suceder después del 10 de diciembre. Sabemos también que no será fácil y no será de un día para el otro la solución, pero por lo menos aspiramos a que no sigan cerrando fábricas o comercios y que realmente la actividad comience a funcionar. Y la gente, como queremos todos, llegue a fin de mes y podamos realmente hacer una vida normal sin sobresaltos, toda la sociedad y los trabajadores, por supuesto.

-¿Cuáles son los desafíos o las aspiraciones que tiene el gremio metalúrgico?

-Desde la UOM estamos permanentemente, como decíamos antes, trabajando para que no haya despidos ni suspensiones, buscándoles la vuelta con los compañeros trabajadores y la parte empresarial como para que esto de alguna manera terminemos bien el año a pesar de todas las dificultades que hemos venido padeciendo, tratemos de terminar este año, que no ha sido muy bueno para nosotros porque se han cerrado muchas fábricas y quedó gente en la calle, pero bueno, esperamos que el año que viene tienda a revertirse toda esta situación.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...