Descubrieron restos de un pingüino gigante en la Antártida

El cráneo y la mandíbula de un pingüino gigante que vivió hace unos 35 millones de años en la Antártida, fueron descubiertos por investigadores del Museo de La Plata y del Conicet.

Se trata del Anthropornis grandis -que significa hombre- pájaro-, mide 1.70 metros de estatura, y el hallazgo de los restos ocurrió durante la campaña antártica de 2014.

"Es la primera vez que conocemos el cráneo y la mandíbula del Anthropornis grandis y, además, es la primera vez que se puede asignar un cráneo hallado en la Antártida a una especie determinada", explicó la doctora Carolina Acosta Hospitaleche, investigadora del Museo de La Plata y del Conicet.

En declaraciones a la Agencia CTyS-UNLaM, Acosta Hospitaleche, agregó: "Es la primera vez que se logra identificar un cráneo a una especie en la Antártida, por lo que es un punto de partida y nos da un parámetro comparativo para los demás materiales".

La autora principal del estudio que publicado en la revista científica Comptes Rendus Palevol, comentó que "la especie fue nominada en 1905 y, si bien en aquel entonces sólo se conocían restos muy aislados, ya veían que sus huesos eran mucho más grandes que los pingüinos actuales y que podían tener un tamaño semejante a una persona".

Tras el estudio de la especie, se pudo determinar que el largo del pico sería indicativo de que este pingüino gigante se alimentaba de peces.

Previamente, se habían encontrado cráneos aislados de pingüinos gigantes en la Antártida, pero nunca se los había podido asignar a una especie.

Del estudio del primer cráneo identificado de este Anthropornis grandis, también participaron las doctoras Nadia Haidr de la Unidad Ejecutora Lillo (FML-CONICET) y Ariana Paulina-Carabajal del Instituto de Investigaciones en Biodiversidad y Medioambiente (INIBIOMA-CONICET).

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...