Villazón espera devaluación y mayor flujo migratorio

La inestabilidad institucional y social tiene efectos colaterales en las ciudades del interior de Bolivia, tal es el caso de Villazón, limítrofe con La Quiaca, donde las dudas pasan por la continuidad de obras previstas para este año, el tema comercial y el convenio de salud firmado recientemente con Argentina.

Además se espera un gran flujo migratorio del norte boliviano con destino a Jujuy si se mantiene o agrava el conflicto, o si hay persecución política a los seguidores del expresidente Evo Morales.

Desde el 20 de octubre, "El diamante que se pule solo", tal cual es conocida Villazón, se mantuvo al margen de los conflictos generados en otras regiones. Igualmente las redes sociales fueron el sitio donde el villazonence expresó su pensamiento del conflicto electoral que se agravó con el golpe de Estado del domingo. Cuando este se consumó, unas trescientas personas salieron a festejar, una ínfima parte teniendo en cuenta la cantidad de habitantes de Villazón.


El exprimer mandatario en su última visita a la fronteriza ciudad, el 8 de noviembre del 2018, en su discurso fue muy crítico al gobierno de Donald Trump, quien anticipara que para la misma fecha de este año renunciaría al cargo.

El movimiento en el paso internacional fue normal durante todo este tiempo. El principal factor es que Villazón es una ciudad comercial y parar un día significa perder mucho dinero.

El sector comercial de La Quiaca, desde las elecciones Paso, tuvo un mayor movimiento, debido a la devaluación del peso argentino, situación que podría modificarse si se produce una devaluación del peso boliviano, que muchos descuentan.

La incertidumbre pasa por saber qué postura adoptará Jeanine Añez en materia económica. Pero propietarios de casas de cambio adelantaron a El Tribuno de Jujuy que esperan una fuerte devaluación de la moneda boliviana en los próximos meses, lo que significaría una caída de ventas para los comercios quiaqueños y reactivación gradual de negocios al otro lado de la frontera.

Preocupación por obras

Evo Morales anunció grandes obras para Villazón, entre ellas la red de agua potable, la cual está muy avanzada pero actualmente se encuentra paralizada. Según el Comité Cívico, los fondos estaban garantizados para su culminación.

Un hospital de mayor complejidad también figura entre los proyectos sobresalientes, y según informó a nuestro medio Mateo Tintilay de la cadena radial Fides, no podría ejecutarse. La razón?: los fondos de países como China, Irán y Rusia ya no llegarían, por lo cual la obra se vería trunca.

Eso significa que ciudadanos bolivianos o con documento argentino que residen en Villazón seguirán utilizando los servicios del hospital "Jorge Uro" de La Quiaca.

El convenio de reciprocidad en materia de asistencia sanitaria entre Jujuy y Bolivia también caería en saco roto, debido al exilio de la exministra de Salud, Gabriela Montaño.

Con respecto al flujo migratorio, seis colectivos diarios ingresan hacia Argentina por el paso internacional Villazón - La Quiaca, pero un millón de personas transitan anualmente por el lugar, cifra que podría incrementarse de las que pasan hacia Argentina.

Aunque el conflicto está a miles de kilómetros de la frontera, de una manera u otra la situación tiene efectos en Villazón y La Quiaca.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...