El insólito merchandising con la cara de Axel Kicillof

Tazas, pantuflas, remeras, imanes, pines, mates. El merchandising de Axel Kicillof no tiene límites.

Los productos se venden en las redes sociales y las tiendas online, con frases como “Gobername” o “Kicilove”, como rebautizaron los seguidores al gobernador electo durante la campaña. El fanatismo por el economista que supo cautivar como ministro por sus prominentes patillas fue creciendo en los últimos meses, a medida que Kicillof hacía kilómetros por las rutas bonaerenses.

“Si te divorciás acá estoy”, le escribió una chica durante una recorrida por Lobos, en el tramo final para las elecciones de octubre. 

El lugar de sex symbol “le da pudor” a Kicillof, dicen divertidos en su entorno. Y esa incomodidad resulta evidente cada vez que el dirigente queda expuesto: “Me parece que hay una sobreexplotación de la vida personal en la política y que no es mi estilo. Lo que te puedo decir es que estoy enamorado y que tenemos una pareja hermosa”, le respondió a Viviana Canosa cuando la periodista le dijo "sos como un rockstar, pasa algo fuerte con vos".

Hasta Alberto Fernández percibió ese clima de “groupies” que generó Kicillof. En un acto en la costa atlántica, el ahora Presidente bromeó sobre el griterío que se generó cuando Axel se sacó el suéter arriba del escenario, interrumpiendo el discurso del intendente de La Costa, Juan Pablo de Jesús, que estando de espaldas no entendía la sorpresiva ovación.

Matías Lammens se animó a elogiarlo públicamente: “Axel es muy sexy, es atractivo. Lo pienso de verdad, me gusta. Tiene algo, ¿no? Como la patilla, Marx…”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...