Mantuvo cautiva a su mujer y la atacó a golpes

Un hombre mantuvo como rehén a su pareja por espacio de alrededor de una hora, después de haber golpeado a la mujer.

 

Momentos dramáticos se vivieron en una casa de la Tupac Amaru donde un violento agresor se negaba a abandonar el lugar.

 

El hecho se registró en la mañana de ayer, alrededor de las 11 cuando un llamado al teléfono de emergencia al 911 informaba sobre un hecho de violencia de género en una vivienda de la 4º Etapa del barrio Tupac Amaru de Alto Comedero.

Un móvil policial que realizaba tareas de prevención por la zona fue alertado del hecho dirigiéndose al lugar, donde escucharon los gritos de una mujer que solicitaba ayuda y pedía a los vecinos que se informe de su situación a la policía.

Los efectivos policiales al dirigirse al lugar por una ventana fueron atendidos por el hombre que les habría manifestado a los uniformados que se retiren del lugar que se trataba de una desavenencia familiar y que nada tenían que hacer en el lugar, cerrando la ventana y negándose a abrir la puerta.

Fuentes policiales que fueron consultadas por nuestro diario, informaron que por espacio de casi una hora se intentó que depusiera su actitud y que permitiera salir a la mujer de quien se tenía conocimiento que habría recibido una paliza.

Asistencia a la víctima

En el lugar actuaron además de la comisión policial efectivos especializados en el tema pertenecientes al Centro de Violencia Familiar y de Género Nº 1 del barrio Alto Comedero.

También se hizo presente una ambulancia del Same que al salir la víctima, del domicilio una mujer de 31 años, y de acuerdo a versiones que no se pudieron corroborar, sería un oficial de la Policía de la Provincia, procedieron a su atención después de haber estado retenida contra su voluntad en el inmueble.

Por disposición de los médicos del servicio de emergencia y como consecuencia de los golpes que se podían observar en la cara y en los brazos, se dispuso que la mujer sea trasladada al hospital "Carlos Snopek" donde quedó en observación de manera preventiva.

El violento agresor de 32 años fue alojado en la seccional 56º del barrio Atsa del mismo Alto Comedero, donde quedó a disposición de la justicia imputado por "privación ilegítima de la libertad, lesiones leves, agravadas por el vínculo".

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...