Los alimentos que por el calor se vuelven inseguros

Recientemente se recordó la prohibición de los "juguitos" congelados no sólo por su falta de etiqueta sino por lo incierto de su manipulación y origen. Como ese, a la hora de consumir en la calle hay que tener en cuenta que el calor torna a ciertos alimentos peligrosos si se corta la cadena de frío y no cuenta con un recipiente adecuado, y puede causar gastroenteritis, intoxicación por Escherichia coli y otras bacterias.

No consumir alimentos en puestos callejeros que no tengan provisión de agua o sean de procedencia desconocida.

"Por el calor hay que tener en cuenta que en la vía pública lo que uno compre tiene que estar refrigerado, por lo tanto tiene que estar mínimamente en una conservadora con hielo", precisó Verónica Sánchez Rojo, nutricionista y titular del Departamento de Nutrición Alimentaria de la comuna capitalina.

Explicó que en productos más elaborados como las empanadas, hay ciertos riesgos al entender que salen recién elaboradas y calientes desde sus casas, y hasta que las venden se van entibiando hasta estar a temperatura ambiente. "Son temperaturas de riesgo, porque todo lo que sea temperatura ambiente son ideales para que todas las bacterias, los microorganismos contaminen", precisó Sánchez Rojo.

Dijo que es clave que los alimentos no pierdan la cadena de frío. A modo de ejemplo explicó que a la hora de hacer compras en el supermercado elegir los productos enfriados o congelados al final y al salir dirigirse directamente a su hogar para llevarlos a la heladera o al freezer para congelarlos.

En tanto, la recomendación para tomar resguardo a la hora de ir al campo, indicó que es importante llevar una conservadora porque la temperatura ambiente es peligrosa debido a que los alimentos no pueden estar más de 30 minutos fuera de una heladera "porque enseguida se contaminan", precisó.

En ese sentido explicó que los alimentos de "alto riesgo" vinculados al calor son los lácteos, las carnes, el huevo, la mayonesa, yogures y cremas. "Estamos hablando de sandwiches que tienen no solamente carne, queso o fiambre sino mayonesa, alimentos que rápidamente se contaminan. O lo consumimos apenas lo compramos, o los cocinamos o los refrigeramos", dijo la nutricionista.

Aseguró que eso se detalla en los cursos de manipulación de alimentos donde se recomienda usar film, en una conservadora con hielo o usando geles refrigerantes, al igual que en comercios donde suelen estar a la vista pero no refrigerados, con lo cual deben estar en una heladera.

Sobre mayonesa dio otro ejemplo, asegurando que en los locales de venta de panchos o sandwiches, están disponibles en potes de aderezo pero sin estar enfriados, cuando deberían para evitar la contaminación.

Detalló que por ejemplo prohiben en la vía pública la venta de gelatina con crema o frutilla con merengue, porque aseguró son alimentos que se contaminan rápidamente debido a que las bacterias se alimentan con proteínas, como la leche, huevo e incluso carne.

No obstante, aseguró que alimentos cocidos como el arroz o fideo, se pueden contaminar por el contenido de agua que tienen.

En torno a las ensaladas de frutas y jugos que se venden por la temporada, explicó que deben ser comercializados en vasitos, y estar conservados en una conservadora con hielo, y recomiendan evitar los recipientes grandes para fraccionarlos como se suele usar en la vía pública. Precisó que se debe evitar refrigerar con una botella descartable con hielo en el interior, porque al serlo puede ser contaminada y no conserva a la temperatura adecuada, y es que con este tipo de sistema precario estimó que la ensalada se puede fermentar al igual que los jugos.

Evitar cortar la cadena de frío y silos transportan para un pic nic, elegir frutas o que resistan, y llevar refrigerados en conservadora.
Al realizar las compras dejar al último carnes, pescados, aves, lácteos y productos congelados, y llevarlos rápidamente a casa.

 

Los “juguitos” prohibidos


Los “juguitos” congelados están actualmente prohibidos, sin embargo se puede ver su amplia comercialización en los alrededores de las escuelas. Fue prohibido hace mucho tiempo por el Código Alimentario básicamente por el envase, que no es el que el Código permite, no tiene una rotulación, una fecha de vencimiento, si se consume el producto y cae mal no hay a dónde acudir a reclamar, por ejemplo. Además “el sector donde se consume no tiene un pico protector donde asentar la boca para consumirlo, y la gente que lo vende con la misma mano que agarró el dinero da el juguito, y todos esos gérmenes son potenciales de intoxicaciones alimentarias”, precisó Sánchez Rojo.

Otro problema es el contenido porque es posible que haya sido hecho con agua que proviene del tanque, y si no se limpió cada seis meses puede estar contaminado. Dijo que los jugos suelen ser de colorantes, conservantes, aditivos, ricos en azúcares y aclaró que no hidratan.

 

Sobre carnes e intoxicaciones

En materia de consumo de panchos, por ejemplo, por su frecuencia, y de otros alimentos, instó a ser observadores, ver si tienen uniforme, si cuidan la limpieza del lugar, si se lavan las manos y si reponen el agua en la que se hierven las salchichas o productos.

Sobre el consumo de hamburguesas, explicó que la bacteria Escherichia Coli que puede formar una toxina, se encuentra en las carnes crudas vacunas principalmente. “Las hamburguesas son uno de los alimentos implicados porque si no las cocinamos completamente y una persona consume se puede enfermar de síndrome urémico hemolítico, que es la enfermedad que produce esta toxina”, explicó y recomendó controlar que la carne esté bien cocida, con lo cual el color no sea rojo brillante.

A la hora de comprar advirtió que deben exigir que se muela en el momento, y recordó que el organismo no permite comercializar hamburguesas caseras sino industrializadas.

Las enfermedades transmitidas por los alimentos, según Anmat, generan un problema de salud mundial.

Pueden ser intoxicaciones o infecciones que se producen por la ingestión de alimentos que

contienen microorganismos vivos perjudiciales para la salud, como virus, bacterias y parásitos (por ejemplo salmonella, virus de la hepatitis A, triquinella spirallis).

La intoxicación causada por alimentos: se produce por la ingestión de toxinas o venenos que se encuentran presentes en el alimento ingerido, y que han sido

producidas por hongos o bacterias, aunque éstos ya no se hallen en el alimento (por ejemplo toxina botulínica y enterotoxina de Staphylococcus).

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...