Huyó a Jujuy con sus hijas tras amenaza de muerte y busca trabajo

Argenis Caldera tiene 43 años y es oriundo de Maracaibo, Venezuela, además de padecer la crisis que afronta ese país fue amenazado de muerte y debió huir con sus dos hijas que tienen 10 y 12 años. Llegó a Jujuy la semana pasada, es ingeniero en Obras Públicas y busca trabajo.

 

Para colaborar con Argenis Caldera y sus dos hijas que tienen 10 y 12 años, su número de teléfono es: 388-154561699.

En el año 2016 salió obligado de su país tras tener un grave problema con el Gobierno venezolano, "yo trabajaban en una compañía de construcción, estábamos haciendo un proyecto de 4.800 departamentos. Logramos hacer 160 nomás y se metió el Gobierno. Yo era el ingeniero encargado de toda la obra y me llegó un comunicado del Gobierno para que le demos materiales de la obra a modo de regalo", mencionó en diálogo con El Tribuno de Jujuy.

Asimismo explicó que "yo no podía hacer eso y me opuse. Les dije que eso estaba a mi responsabilidad y le tenía que rendir cuentas a mi jefe. Me amenazaron y me dijeron que eso necesitaban para proveer a las obras. Pasó eso y tras regresar a la construcción un fin de semana que no trabajamos me di con la sorpresa de que se habían llevado un poco de material. Entonces fui a fiscalía y lo denuncié, el mismo fiscal me preguntó si estaba seguro de denunciar a esa persona que era un Comandante de la guardia nacional".

"Yo me sorprendí porque me estaban haciendo un daño con ese robo, el fiscal me dijo que me iba a meter en problemas y que era mejor que me retire de la empresa y listo. Al otro día esa persona me llamó y me amenazó de muerte, a mí y a mi familia, porque había hecho la denuncia", añadió.

En ese sentido, señaló que tras recibir esa amenaza se puso en alerta, "porque se cómo son las cosas en Venezuela, decidí sacar a mi familia de donde vivíamos. Mi esposa y mis hijas se fueron a otros estados y yo me quedé en mi casa. Unos días después, ya estaba solo en mi casa, y por la noche escuché tiros que estallaron en la puerta de mi casa".

De inmediato se fue del país y "el año pasado llegué a Jujuy y trabajé, pero tuve que volver a Venezuela en enero de este año a buscar a mis hijas porque la situación allá es insostenible", comentó.

Por el momento está en casa de otro venezolano que le dio lugar en su domicilio hasta mañana, solicita ayuda.

"Trabajar de lo que sea"

Caldera es ingeniero en Obras Civiles, "estuve hablando con un abogado para que pueda convalidar mi título acá en la provincia. Pero para eso necesito apostillarlo y legalizarlo, para eso tengo que pagar cerca de 2.000 dólares, allá en Venezuela todo se paga en dólares", afirmó.

También indicó que "quiero quedarme acá y encontrar un trabajo o esperar que allá se vaya el gobierno para poder regresar. Si alguien me puede ayudar estaré muy agradecido, puedo trabajar de lo que sea, pero si es construcción es lo mejor porque es mi rubro y se mucho al respecto".

Por último, habló sobre la situación de Venezuela que es "bastante crítica y fuerte, no hay medicamentos y para comprar comida hay que hacer una fila de dos o tres días, a veces duras tres días haciendo fila, llegas y te dicen que ya no hay. Pasamos hambre, sed, vamos al hospital y tenemos que llevar desde la inyección hasta lo que te van a colocar porque allá no hay absolutamente nada".

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...