Abrió fuego dentro de un hospital y mató a seis personas

Seis personas han muerto y tres han resultado heridas, una de ellas de gravedad, al abrir fuego ayer en un hospital de la ciudad checa de Ostrava un hombre de 42 años que luego se dio a la fuga y se suicidó, cuando era perseguido por la policía.

"El autor del crimen, que fue identificado, se suicidó", confirmó a la emisora pública Radiozurnal el ministro de Interior, Jan Hamacek, que no desveló detalles sobre los motivos del atentado.

Hamacek señaló que las labores de búsqueda terminaron al localizarse a varios kilómetros del hospital el coche Renault Laguna plateado en el que había huido el autor de los disparos

El atacante fue localizado dentro del vehículo con un disparo en la cabeza, señaló la Policía en la red social Twitter. Según Radiozurnal, se trata de un ingeniero de construcción de 42 años, natural de la ciudad de Opava, cerca de Ostrava.

El hombre estaba convencido de estar gravemente enfermo y de que nadie quería atenderlo, declaró su jefe a esa emisora, según señala Radio Praga.

El suceso ocurrió poco después de las siete de la mañana, hora local, en la sala de espera del departamento de Traumatología del hospital facultativo de Ostrava, ciudad de 300.000 habitantes del noreste del país centroeuropeo, cuando el hombre sin tenencia legal de armas abrió fuego a corta distancia contra las personas que esperaban en el centro sanitario. Uno de los heridos se encuentra en estado grave en la UCI y otros dos han sido operados y están fuera de peligro. La Policía local reportó que un sujeto armado ingresó a la sala de espera del centro de salud y abrió fuego contra las personas que se encontraban en el establecimiento.

"Después de abrir fuego, el agresor se dio a la fuga en su vehículo intentando eludir a las autoridades, se dirigió a su casa para informar a su madre de la situación y le advirtió que se suicidaría. Momentos más tarde, al escuchar un helicóptero policial, usó su arma contra sí mismo", detalló el primer ministro checo, Andrej Babis. En tanto, agregó: "Uno a uno les puso el arma en la cabeza o en el cuello y disparó". Dijeron que "podría sufrir un trastorno psicológico, agravado por la pérdida reciente de un hijo en el centro hospitalario. Por otra parte, la alcaldesa de la ciudad, Lucie Brankova Vilamkova, anunció que las guarderías y colegios cercanos al hospital tomaron medidas de seguridad.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...