Las mujeres suman valor al sector minero

El cambio de interacción entre la minería y las comunidades locales se transformó en una prioridad actual y genera un proceso de trabajo mutuo y sostenible. En esta línea del desarrollo de un proyecto minero existen, hoy en día, mujeres que posibilitaron el diálogo y confianza mutua entre los gobiernos locales y las operaciones mineras.

Silvia Rodríguez, mujer- madre, de profesión abogada, mediadora, máster en antropología social, fue una de las primeras que incursionó en el desafío de abrir y transitar el camino de la minería, construyendo un espacio posible de ser ocupado por mujeres, aportando una manera diferente de entender y mirar el mundo minero.

Actualmente Gerente de Valor Compartido en el Grupo Orocobre (Sales de Jujuy-Orocobre, South American Salars . Adantage Lithium y Bórax Argentina S.A), Presidenta de SAS, Empresa de   Exploración Minera,  el 26 de noviembre fue galardonada en La Noche de las Distinciones,  como Mujer Minera 2019, que organiza hace 49 años  la revista especializada Panorama Minero y la Fundación para el Desarrollo de la Minería Argentina (FUNDAMIN) de la cual Silvia Rodriguez es su Presidenta. Recordando que fue la única argentina entre las 100 mujeres inspiradoras en minería, otorgado por Woman in Mining (Top 100 Global Inspirational Women in Mining 2018)  

Hoy, transcurridos más de 20  años de desempeño en la minería, es posible visualizar el camino recorrido y las metas alcanzadas en ese devenir. La distinguieron con el premio Enrique González, el cual dirigió a todas las mujeres que la acompañaron e hicieron posible esta incursión. 

Silvia Rodríguez, tiene una trayectoria minera, desde 1993 como asesora legal en derecho minero, y en el relacionamiento con las comunidades donde operan los proyectos que acompañó. Asegura que la base del éxito está en reconocer y escuchar al otro en sus intereses, sus inquietudes, sus preocupaciones y sus anhelos. Escuchar de manera objetiva, más allá del entorno en que nos desenvolvemos, y construir acuerdos de enriquecimiento mutuo. 

Desde este enfoque, desarrolló numerosos proyectos y planificó cada año, aprendiendo y enriqueciendo su práctica, sin perder de vista ese fundamento que fue trasversal en cada acción implementada. Su trabajo en Sales de Jujuy, busca el desarrollo sostenible, ser responsables de una actividad minera enlazada de manera intrínseca con el medio ambiente y lo social, en cada acción planificada. Formar a sus equipos en esa mirada ha sido una ardua tarea, pero respetada y escuchada. 

El trato personal, cara a cara, y los vínculos fuertes, de largo plazo que logró construir y que hoy hacen parte de este reconocimiento, tanto de sus pares, de las empresas, como de las comunidades donde trabaja. 

Son numerosos los proyectos desarrollados en lo social-comunitario, con las comunidades cercanas a las operaciones mineras que la empresa ha podido implementar, aportando al enriquecimiento en calidad de vida, en proyectos socioeconómicos sostenibles, en formación, en incorporación laboral, siempre en base a un profundo respeto intercultural. 

Hace años ha sumado al relacionamiento comunitario, el enfoque del Valor Compartido, concepto nuevo acuñado por la universidad de Harvard, piensa en las comunidades como socios, con posibilidades de acceder, no solo al desarrollo social, sino también económico, y como integrantes de la cadena de valor de la corporación. De esta forma, la política de valor compartido que implementa Sales de Jujuy, se fue transformando en un modelo de gestión basada en los aspectos económico-social y cuidado del medio ambiente, y se  extendió hacia las 10 comunidades, que hoy son parte del radio de trabajo de la empresa.

Con la bandera del empoderamiento en alto, la minera jujeña mostró al mundo las capacidades de los habitantes de la puna jujeña que producen carbonato de litio. A la par, siempre hubo sondeos de empleabilidad, capacitación en oficios y formación técnica para hombres y mujeres de las comunidades y otros sectores de profesionales.

Son numerosas las historias de empresas, de pobladores, de las comunidades aborígenes cercanas a las operaciones mineras con las que trabajó Silvia, que nacieron y se desarrollaron con los proyectos mineros, siendo actualmente no solo proveedores de esas empresas mineras con las que nacieron sino también de otras empresas del sector y de otros. 

En su carrera demostró que Valor Compartido implica una comunicación inclusiva y eficiente, que genera un alto nivel de confianza entre las comunidades y la empresa, fruto de una trayectoria marcada por el esfuerzo y las ganas de contribuir al desarrollo de Jujuy y del país.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Sociedad

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...