Un jujeño que se convirtió en referente del pilates en Brasil

El camino fuera de Jujuy de Fernando Sadir comenzó en Tucumán como estudiante, luego continuó en Córdoba donde se recibió de forma simultánea de profesor de Educación Física y Fisioterapeuta.

Allá por el 2003 se fue a probar suerte a Italia donde permaneció unos dos meses, pero no llegó a encontrar lo que buscaba.

Finalmente fue Córdoba la provincia en la que encontró ese algo que sin saber bien qué, buscaba.

Entre cursos y clases en diferentes gimnasios conoció el método Pilates a través de una profesora que venía de Brasil. "Apenas hice la clase dije: ‘esto es lo que quiero hacer por el resto de mi vida profesional‘", contó el jujeño en ese momento.

Un deseo tan fuerte y tan sentido que se hizo realidad. Por invitación de Inelia García, profesora a través de la cual conoció el método, fue que viajó a San Pablo dónde conoció a Romana Kryzanoska, una profesora que fue discípula y protegida de Joseph Pilates y que como primera generación difundió el método original a nivel mundial.

Eso era lo suyo, lo que tanto buscaba. Decidió dejarlo todo en Córdoba para dedicarse al perfecto estudio de este método y así lo hizo.

Esfuerzo y dedicación que lo convirtió en el único profesor en estudiar el método con los dos primeros herederos de Joseph Pilates.

Motivado por el objetivo de poder traerlo a la Argentina de la forma más completa posible es que hizo el curso dos veces, pero desafortunadamente no se dieron las condiciones necesarias para que el plan prosperara como lo deseado.

"Cuando tomé la decisión de volver a Brasil fue muy estresante, pero tengo un ángel que me guía en mis decisiones. El pilates me trajo muchas cosas buenas, entre las más importantes la familia", contó.

Es que entre clase y clase conoció a Cristine (quien fuera reconocida actriz brasileña, sommelier, psicóloga) en pleno perfeccionamiento académico, su actual esposa y madre de sus hijos Lorenzo y Violeta.

Y así se fue abriendo el camino de este jujeño que junto a Inelia decidieron salir de los gimnasios, abrieron el primer estudio exclusivo de Pilates que se convirtió en el máximo referente del país y de la región. Luego, como todo proceso cumple su ciclo, Fernando Sadir decidió emprender una nueva aventura solo. Abrió su propio estudio y como parte de la segunda generación de herederos de Joseph Pilates a la que pertenece, viaja por todo el mundo capacitando a sus pares.

"Fue difícil tomar la decisión de no volver a la Argentina", admitió. Sin embargo agradeció a la vida por haberlo llevado hasta ahí, haber logrado formar su familia, tener su casa, su estudio propio y una vida profesional plena. "Pero las raíces no se pierden jamás", aclaró. "Extraño mucho el cielo de Jujuy", dijo, y recordó que "de chico vivía en Alto La Viña y todas las mañanas mi papá nos llevaba en el auto a la escuela y ya en la bajada del hotel veía los cerros nevados y el cielo azul. Una belleza única que extraño mucho", compartió con la voz quebrada.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...