"Se fomenta el mercado informal y las cuevas"

Rodrigo Martínez Puente, economista, director de Buendólar, se refirió al proyecto de ley que ingresó el martes al Congreso referido a la emergencia social y económica; que hoy jueves llegaría al recinto de la Cámara baja.

La iniciativa, que cuenta con 86 artículos, establece la emergencia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social, que implica una delegación amplísima de facultades hasta el 31 de diciembre de 2020.

Ante esto, el profesional explicó qué es lo más relevante con respecto al dólar.

"Una de las medidas más polémicas es el impuesto del 30% para las transacciones en dólares con tarjetas en el exterior, que ahora podría ser aplicado también a las operaciones de compra de billetes para atesoramiento personal. Actualmente, el acceso a los dólares para ahorro está limitado a USD 200. Y el ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que esa restricción de acceso al mercado continuará vigente. En concreto, con respecto al cepo, que fue colocado en un momento de gran ansiedad, no habría cambios", añadió.

"Otra novedad significativa es que este esquema cambiario se extenderá al menos durante cinco años (cinco períodos fiscales), aunque el Poder Ejecutivo tendrá facultades especiales para interrumpirlo antes si lo considerase necesario según establece el texto del proyecto.

En este escenario, opinó cómo queda el mercado de transacciones, al asegurar que si bien es aún muy prematuro saber qué va a ocurrir con certeza. "Por ejemplo, no está claro si la retención va a poder utilizarse a favor de algún impuesto, o bien, si va a poder solicitarse su devolución a futuro. Eso condicionaría totalmente la compra de los 200 dólares mensuales. De todas maneras, asumimos que si acceder al dólar oficial resultara más caro que otros mercados, todos los precios deberían moverse", señaló.

Sobre el impacto en materia de capacidad de ahorro y de resguardo de valor en el país, dijo que todo depende de la educación financiera de las personas. En principio, la capacidad de ahorro en dólares va a ser obviamente menor, ya sea por la retención que va a aplicarse en la compra o por acceder a otros mercados, que también crecieron.

"Una potencial consecuencia que debe ponerse de relieve es que, con las nuevas regulaciones, es posible que se fomente el mercado informal, y las cuevas van a estar esperando mayor cantidad de operaciones: cuanto más alta es la presión fiscal, más se fomentan los mercados paralelos/informales, dado que, indefectiblemente, los individuos intentan preservar sus ingresos/ahorros de la manera más conveniente, y, en situaciones como esta, el mercado informal puede ser visto como una buena alternativa".

Por último, dijo: "Comprendemos que las medidas en cuestión se definieron con la idea de proteger las reservas. No obstante, nos gustaría pensar en un país en el que no haga falta tomar medidas drásticas y que el acceso a las divisas fuera libre, sin restricciones".

Desde la consultora Buendólar aseguraron que "sea como fuera, acataremos todas las regulaciones que nos impongan, dado que somos una plataforma inscripta y no podemos ser ajenos a la realidad del país.

Ahora bien, de acuerdo con declaraciones recientes de Guzmán, "el 70% de la recaudación de ese impuesto estará destinada a la seguridad social, que fue dañada en estos años".

“Todo es expansivo” orientado al gasto"

El economista jujeño Juan Ljungberg indicó que las medidas a corto plazo darán un impulso al consumo pero aseguró que el impuesto al dólar turista aislará a los argentinos.

Ljumberg se refirió a los impuestos al dólar y las retenciones para el campo, dijo que “son las dos fuentes nuevas de ingresos que prevé el Gobierno, no son coparticipables, son exclusivamente para el Gobierno nacional, no para las provincias”. Señaló que la adenda firmada por los gobernadores en el pacto fiscal implica la reducción de los impuestos provinciales como ingresos brutos y sellos que venía produciéndose se suspenda por un año. “Esto no es una buena señal en Argentina porque llevamos casi 25 años tratando de eliminar estos impuestos sumamente distorsivos como son ingresos brutos y sellos, y cada vez que se da un paso para adelante luego se retrocede porque la dirigencia política argentina es adicta al gasto.

En ninguno de estos casos se planteó reducir gastos y cubrir estos gastos con la reducción de otros gastos. Todo es expansivo porque a los políticos les conviene que el Estado gaste más porque quedan bien con la gente. Pero lo que la gente no se da cuenta es que por un lado le dan plata y por otro se la sacan”, explicó. Indicó que “el aumento de impuestos significa que la gente tiene menos dinero para gastar porque se lo dio al Estado, creo que no es una buena medida”.

“En Jujuy el gobernador dijo que esto le significaba mil millones de pesos a la Provincia que con un presupuesto de 64 mil millones de pesos, es nada. Pero para las pymes puede significarle bastante. Estas medidas se entienden sólo si se la mira como una adicción al gasto”.

Respecto a los valores del dólar dijo que “la Argentina necesita dólares genuinos para atender deudas, estos vienen de la exportación, hoy hay un dólar razonable que no debe dejarse atrasar porque sino caeremos en las tantas situaciones en las que se atrasa y luego salta descolocando a todos. Si este dólar se atrasa no va a cumplir su propósito de hacer que los negocios de exportación sean atractivos y generen dólares al país”, concluyó el economista.

Habrá un diciembre y un enero mejor

El economista Álvaro Pérez, director de la consultora económica Finex, indicó que las medidas son a corto plazo pero que es necesario un plan a mediano plazo que permita recomponer la economía real.

“Lo que pasó con el dólar tiene que ver con un Gobierno que intenta defender las reservas, un Gobierno que ha definido un ajuste muy importe en el congelamiento de las jubilaciones y ha tomado medidas a corto plazo”, detalló.

Por otro lado, apuntó que “las medidas como la suba de retenciones, que implica la eliminación de algunos impuestos como ganancias, ingresos brutos y cargas patronales con las cuales intentará recomponer una caja. Mientras que por otro lado la doble indemnización por 180 días contradice el apoyo a las pymes”.

En cuanto a la economía doméstica, dijo que “va a sufrir, seguro tendremos un diciembre y un enero mejor producto de las medidas a corto plazo aunque en el primer semestre del año Argentina puede tener una complicación si no se toman medidas a mediano plazo y sobre todo si no se cumple con los plazos de la deuda”. En términos de dólar, “esto no deja de ser una devaluación, ya que el dólar ahorro aumentó un 30% y el turista también, el único dólar que quedó sin suba es el dólar para el exportador a quien le subieron las retenciones. Esto muestra que son medidas a corto plazo y ojalá sean revertidas”.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Economía

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...