EN VIVO

"El Matutino", el magazine de El Tribuno de Jujuy.

Un reparo del recuerdo para revivir el pasado

Cada veinticinco kilómetros, aproximadamente, sabía haber una posta donde los viajeros descansaban y cambiaban sus caballos. Antes del tren, que también se ha llevado el tiempo, la tracción a sangre llevaba por este camino personas y mercaderías que transitaban entre Buenos Aires y Lima, dos sedes virreinales al fin de la colonia, así como fue paso de tropas que lucharon por nuestra libertad y, también, aquellos que buscaron reprimirla.

Esa ancha memoria se resguarda en las diecinueve salas del Museo Posta de Hornillos, que mañana celebra sus cuarenta años como sitio de difusión del conocimiento histórico. Armando Cañizares nos cuenta que "hace treinta y cuatro años que estoy trabajando en el museo, y desde el 97 estoy a cargo. Sin embargo, trabajé aquí antes de su inauguración, en el montado de las salas, y cinco días cuando ya funcionaba como museo, pero a los seis años pude regresar".

ARMANDO CAÑIZARES/ JUNTO A UNA PIEZA DE ARTE RELIGIOSO CUZQUEÑO.

Recuerda que "las obras de restauración empezaron en 1977 y se tardó más de dos años. El trabajo estuvo a cargo de la Fundación ‘Bunge y Born’ y la Dirección de Arquitectura de la Provincia. Yo me crié en el paraje de Cieneguillas, a 3 kilómetros, y pasaba por acá cuando iba a la escuela de Hornillos. En ese tiempo la posta funcionaba como granja que pertenecía al Estado, y los hijos de quienes trabajaban acá estudiaban conmigo, así que pasaba a buscarlos para ir juntos. Lo conozco desde la niñez".

Nos explica que "la restauración se hizo respetando el original en cuanto a techos, el tamaño de la vivienda, los patios, las habitaciones. Han sido modificados la parte de los corrales y los baños, y la capilla es de 1982, aunque con estilo colonial. Esta casa comienza a funcionar como posta a partir de 1772, y hasta que empezó a pasar el ferrocarril en 1904. A partir de 1810, además de posta, fue un destacamento militar a cargo del coronel Manuel Alvarez Prado. Pasaron gente como Belgrano, Güemes, Rondeau, Viamonte, Mariano Moreno, Castelli, Balcarce, y del bando realista Goyeneche, Tristán, de la Serna, Pezuela, Olañeta".

Dice que "era un paso obligado que unía los virreinatos del Río de la Plata con el de Lima, y todo viajero cambiaba los caballos, se alimentaba y dormía. Entre una posta y otra había cinco leguas, donde había una casa que brindaba el servicio a los viajeros. Hacia el norte estaba la de Huacalera y hacia el sur la de Huajra. Ésta era una estancia de don José Gregorio Álvarez Prado, español que se casó con una jujeña y su séptimo hijo varón fue el comandante gaucho Manuel Álvarez Prado, que nació en la otra banda, en una casa ahora techada con chapas, pero que es más típica que esta".

FOTO DE 1958/ MUESTRA EL ESTADO DE LAS INSTALACIONES DE LA HISTÓRICA POSTA.

La propiedad de la posta fue expropiada en la década de 1940, y hoy Cañizares nos dice que "cuenta con diecinueve habitaciones, de las cuales hay quince salas en exposición y cuatro patios. Cuenta la historia de cómo funcionaron las postas; tenemos una sala dormitorio con las camas de tiento y una que es original, donde descansó el general Manuel Belgrano, un comedor con los muebles originales, cocina ambientada con utensilios típicos, el patio de caballeriza con los calabozos, letrinas y monturero".

Otras salas narran la historia de armas y elementos tanto prehispanos como coloniales, pero nos dice que "creo que falta un poco más de promoción y difusión. Hicimos mucho contacto con escuelas tanto de Jujuy como de otras provincias, y agencias de viajes que hacen que estamos recibiendo alrededor de 12.000 estudiantes al año. Hace unos meses, alumnos de un colegio francés vinieron desde Salta directamente a la posta".

Los actos

Nos cuenta que mañana "cuando el museo cumpla sus cuarenta años funcionando, tenemos preparado un acto que comenzará a las 11. Vendrán alumnos de las escuelas de Hornillos y de Maimará, delegaciones gauchas, instituciones del pueblo, banda de música del ejército, Regimiento 20 y Grupo de Artillería de Montaña 5, que nos traerán dos cañones que colocaremos en el arco de entrada.

Tras la parte protocolar, se iniciará el desfile gaucho y militar antes del almuerzo, con el que colabora el personal y el ejército con locro, habrá números musicales y el Centro Gaucho "Manuel Álvarez Prado" va a hacer algunas destrezas".

Cuando recorremos las salas con Armando Cañizares, comprobamos que en un día cálido mantienen esa frescura propia de la buena arquitectura colonial, revivimos lo que supo ser una de las postas del Camino Real y terminamos conversando bajo el frondoso árbol del patio, como lo habrán hecho tantos de los constructores de nuestra historia. Para quienes no puedan estar en su cumpleaños, las puertas del museo están abiertas de 10 a 18, todos los días de la semana.

Es una pena no conocerlo.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...