Vivir 180 días al borde del abismo

El uso de la urgencia por parte del gobierno logró imponer por ley otra era de las emergencias en la vida nacional. También le servirá para justificar acciones que sustenten políticas de ataque al hambre, la miseria, la desocupación y a las siete plagas heredadas del gobierno de Cambiemos.

Al menos por los 180 días fatídicos que asoman en el horizonte. Ese mensaje baja el oficialismo y mantiene a la sociedad en tensa vigilia, mientras ya se instalaron fuertes expresiones de uno y otro lado de la grieta, que por ahora se mantiene viva y goza de buena salud. El campo, la Iglesia, las agrupaciones sociales no K, los jubilados y pensionados, y la oposición conforman de hecho un frente que comenzó a responder con duros cuestionamientos. Todo indica que las medidas serán un placebo para los sumergidos y un feroz impuestazo a la clase media y la producción, mientras los grandes capitales del juego, mineros, bancarios, los salarios de la Justicia, los funcionarios, legisladores y el gigantesco gasto del Estado, siguen blindados al ajuste. Hasta aquí, F&F arrancaron con un programa opuesto al de los discursos de campaña. Pero, casi todo, será por los 180 días que van hasta un 31 de Julio, que hoy parece a un siglo de distancia. Interesa mirar desde Jujuy cómo nos afectarán o beneficiarán las apuradas jugadas de las primeras horas del gobierno.

Un escozor recorrió la espina dorsal de la Unión Cívica Radical. Alberto Fernández, urgido de votos en el Congreso, completó el fin del pacto fiscal con promesas de caminos pavimentados a los gobernadores de la UCR. De los tres, Rodolfo Suárez (Mendoza), Gustavo Valdez (Corrientes) y Gerardo Morales (sin dudas el de mayor peso específico político), el jujeño es el más necesitado de atención y apoyos del gobierno nacional. Tal vez por eso, fue el más enérgico a la hora de mostrarse conciliador y en su afán por marcar la cancha llegó al exceso al calificar twits mediante a sus correligionarios y amigos del interbloque de Juntos por el Cambio como “antidemocráticos” porque se oponían razonablemente a dar quórum para tratar la mega ley que los entregaba atados. Las expresiones del GM quedarán guardadas entre radicales para reflotarlas cuando llegue la hora de pasar facturas. Ni lerdo ni perezoso Alberto retwiteó, devolviendo gentilezas y asegurándose las manos levantadas de los diputados nacionales. Fue especial con el GM: le prometió venir pronto a conocer los emprendimientos solares, de litio y de cannabis, y selló el principio de buena onda que tanto lo había desvelado. A la vez –rápido y sagaz- calzó una espina bajo la piel de la oposición, donde corazones hipersensibles acusaron el dolor y comenzaron a buscar responsables de los crujidos en la estructura radical. Al GM dentro y fuera de Jujuy le dijeron de todo: “panqueque”, “desesperado por plata”, que borró con el codo el pacto fiscal que firmó alborozado en el 2017 cuando era espadachín de Mauricio. Tampoco cayeron bien las sorprendentes ausencias del diputado Jorge Rizzotti, de la senadora Silvia Giaccoppo en la votación de la llamada Ley de Emergencia. ¿Fue una orden del Jefe? Un gesto de innecesaria sumisión que no hubiese modificado los resultados, pero lo privó al “Colo” un debut recordable como representante de Jujuy en el Congreso y a la senadora de la afirmación de su coherente e intensa tarea parlamentaria.

¿Gaby Burgos y Mario Fiad y el macrista Osmar Monaldi desobedecieron? ¿Así serán los próximos 180 días?

Después se completó el combo de críticas emparentando las actitudes del “nuevo Gerardo” con el desplazamiento de Clara Langhe Falcone de la presidencia del Poder Judicial, como un guiño de inicial tolerancia a la posible liberación de la jefa tupaquera Milagro Amalia Ángela Sala de Noro, objetivo dorado del cristinismo. Llegarían aclaraciones del GM, pero no alcanzaron a tapar los sonoros ecos de la escandalosa reunión en “la Copa”, que después fuertes reproches y contrarreproches entre los más altos jueces de Jujuy, terminaría con el abogado radical, ex diputado provincial y notable escritor jujeño Pablo Baca sentado en el principal sillón del piso 10. Cuando amainen las tormentas, precisamente GM y Pablo se dedicarán a analizar la reconfiguración del máximo tribunal, que en cuestión de meses, podría sufrir las bajas por jubilación de jueces reconocidos y prestigiosos como Sergio González, José Manuel del Campo y Federico Otaola, los primeros de reconocida simpatía por el justicialismo y el tercero, exlegislador provincial y nacional y gran compañero de ruta del GM. Pero eso deberá esperar quizás hasta después del Carnaval mientras transcurren los 180 días en danza.

GM: ¿dogmático o pragmático?

Se irá viendo con el correr de las horas si Gerardo Morales se ha convertido en un gobernante pragmático, que priorizará la utilidad y el valor práctico de sus relaciones, y si  abandonará su probado dogmatismo radical que cada día ejercen con mayor firmeza en el espacio político de Cambiemos, referentes como Mario Negri, Luis Juez o Alfredo Cornejo. Pero claro, ninguno de ellos, tiene sobre sus espaldas la responsabilidad de conducir una provincia con sus números en rojo, con superpoblación de empleados públicos, con altas deudas en moneda extranjera y nacional. Además, en su afán ultraoptimista, el GM adornó el último discurso a los jujeños prometiéndoles que se vienen “los mejores cuatro años”. Volverse pragmático (sin abandonar la teoría del centenario partido donde milita con pasión  desde su juventud), es para el GM una cuestión de supervivencia. Entre lo que quiere y lo que puede, la posición del gobernador, muestra claramente la estrechez de márgenes por donde caminará cuatro años. Quizás siga íntimamente dogmático con la nostalgia principista del yrigoyenismo y el alfonsinismo. Pero deberá asumirse pragmático en las turbulentas aguas de la realidad donde está obligado a viajar –en clase turista-, en el torpedeado crucero nacional, donde el peronismo, el kirchnerismo y el cristinismo, hoy por hoy pilotean la emergencia que supieron conseguir. Si el GM se encierra recibirá críticas “por no pensar en la gente, en los sueldos, en el funcionamiento de la Provincia”, si hace lo contrario, los palos llegarán desde los eternos torpes de la oposición irreflexiva. GM sufrirá como nunca el refrán que dice “palo porque bogas y palos porque no bogas”.

La figura del vicegobernador peronista Carlos Guillermo Haquim, que hasta hoy permaneció en un segundo plano muy moderado y casi descartado por los reflectores mezquinos del radicalismo jujeño puede convertirse en un bálsamo que aporte a la gobernabilidad. La habitual paciencia política más la red de contactos y grupos de pertenencia que el Vice nunca dejó de cultivar, pueden cobrar una importancia sorprendente en la vida de Jujuy, dicen buenos entendedores. Ése es otro interrogante que se irá develando con el tiempo. Todas las patas de las sotas que juegan la partida, irán apareciendo en el decurso de los 180 días que se vienen.

La perla final en estos días la generó el peronismo. El presidente del PJ Rubén Rivarola, visitó en la CABA al titular nacional José Luis Gioja y con él entrevistaron al Ministro del Interior Wado De Pedro y al viceministro, José Lepere. El tema fue aventar versiones que brotaron en Jujuy promovidas por autopropulsados  “representantes de F&F”, aspirantes a dueños de la bendición presidencial para cubrir los más de sesenta cargos nacionales existentes en la Provincia. “Nada de eso” fue la respuesta. “Seremos orgánicos, dialogaremos con todos y la idea es fortalecer la unidad para recuperar el gobierno provincial”. Muchos apresurados devolvieron los trajes de ceremonias a sus placares y ahora deberán esperar qué ocurra en los primeros 180 días. Para celebrar o seguir participando.

Como el verano, la Navidad llegará puntualmente. Y ojalá que con el brindis del 25-D, en cada hogar y en cada corazón recibamos al Niño Dios, único portador de las bendiciones y bienaventuranzas, que reparte generoso haciendo el bien sin mirar a quien. ¡Felicidades!

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...