Anuario 2019
Buenos resultados del PJ en elecciones de diputados

POR RIAD QUINTAR (H). Había que remontarse a las Paso del 2013 para recordar una victoria del Partido Justicialista en la categoría diputados provinciales, demostrando que los tiempos de cambio ya empezaban a sentirse dentro de ese espacio. 

En este 2019, las elecciones generales del 9 de junio ratificaron un nuevo mandato de Gerardo Morales al frente del Ejecutivo provincial. Pero en la categoría diputados provinciales hubo una gran sorpresa y el oficialismo ganó por un puñado de votos, siendo la recuperación de la oposición la noticia más interesante. Tanto Juntos por el Cambio y el Partido Justicialista lograron llevarse ocho bancas cada uno; Frente Primero Jujuy consiguió cinco y Juntos por Jujuy alcanzó tres escaños, de las 24 que se renovaban.

Sin dudas que las ocho bancas del PJ se debió a que el partido pudo mostrar un nuevo aire en la lista y también la unidad de diferentes sectores, siendo esto fundamental para recuperar el terreno perdido y encauzar nuevamente en una misma dirección a la mayoría de los militantes de este espacio.

Las elecciones nacionales mostraron ya otro aire dentro de este partido, ya que, luego de superar las Paso con un triunfo, quedó consolidada la fórmula Carolina Moisés - Julio Ferreyra. Del lado del oficialismo se presentó Jorge Rizzotti - Natalia Sarapura con el claro objetivo de recuperar los votos conseguidos en las elecciones provinciales.

Las elecciones de octubre trajeron de vuelta al peronismo de la mano de Alberto Fernández para hacerse cargo del país por cuatro años. En la provincia se dirimía los tres diputados nacionales que iban a ocupar una banca por Jujuy, quedando la victoria de manera ajustada para el Partido Justicialista, consiguiendo así los dos diputados después del 2011.

El binomio Moisés - Ferreyra, luego de unas Paso desfavorables para este último por la boleta corta, demostró estar a la altura que exigían los jujeños para la oposición, triunfando por poco más de dos puntos sobre el oficialismo, con una fórmula puramente radical y sin nombres nuevos para hacer frente a una misión difícil de remontar la derrota de agosto.

Juntos por el Cambio estuvo muy cerca de hacerlo, pero el buen trabajo realizado por el peronismo permitió su triunfo, en el que también incidió la "ola" nacional.

Las contiendas electorales en la provincia dejaron un nuevo mapa político que será muy interesante de cara a lo que viene, ya que el oficialismo necesitará consensuar muchas leyes con la oposición para lograr aprobar proyectos en la provincia y los diputados en Nación tendrán un rol fundamental representando a Jujuy en importantes debates.

Además el triunfo del PJ se vio reflejado en la recuperación de algunos municipios, entre ellos Palpalá, Monterrico, Humahuaca y La Quiaca.