MELLIZOS / SPORTIVO ALBERDI

El técnico de Sportivo Alberdi, nuevo campeón de la Liga Regional, Gustavo Cerpa, vivió de manera intensa la consagración ante Defensores de Yuto. Apenas terminó el encuentro, saludó a algunos jugadores con la mirada puesta en las tribunas. Buscaba algo, se acercó a la puerta de ingreso al campo de juego pero estaba cerrada con candado, pidió a gritos que la abrieran pero nadie tenía las llaves.

Mientras continuaba su búsqueda en la tribuna, varios jugadores, integrantes del cuerpo técnico y dirigentes lo cruzaron para brindarle un abrazo y felicitarlo por el título obtenido, sin embargo, seguía su búsqueda hasta que alguien le avisó que lo que buscaba estaba en otra de las puertas de ingreso detrás de uno de los arcos, mientras se acercaba a ella la puerta se abrió e ingresó corriendo su hijo Emiliano, de 7 años de edad, lo abrazó, lo alzó y le dio un prolongado beso, recién allí ambos soltaron lágrimas, después de festejar con su hijo dio rienda suelta a su alegría y festejó junto a todos los jugadores.

Cerpa dedicó este nuevo campeonato obtenido, fue subcampeón dos veces con Arrieta, a su esposa y su hija que se encuentra en Salta, a los dirigentes, cuerpo técnico y en especial a los jugadores, sin olvidarse de Luis Sejas quien inició este proceso.

"Ojalá que la gran familia alberdiana disfrute de este nuevo campeonato que desde hace algunos años se nos venía negando. Esta final la jugamos con el corazón y el alma puesta en el campo de juego, por lo realizado creo somos justos ganadores", afirmó.

El plantel de Alberdi se caracteriza por contar entre sus filas a dos pares de mellizos, Luciano y Agustín Herrera y Mario y Miguel Montero, aún hay personas que no logran identificar si no tienen puestas sus camisetas. Agustín Herrera dedicó el triunfo a sus padres y en especial a su hermano Luciano que no pudo jugar la final por haber acumulado 5 amonestaciones mientras que los Melli Montero, campeones el pasado año con Mitre de Calilegua, coincidieron en agradecer a su familia por acompañarlos siempre y aconsejarlos en cada situación de la vida. Ambas parejas de mellizos mencionaron que jugar junto a su hermano y poder salir campeones tiene un sabor muy especial, "tiene un gustito doble", bromearon.

Mientras que Pablo Parada, DT de la "naranja", se dedicó a consolar a sus jugadores felicitándolos por lo realizado durante toda la temporada, se cruzó con Cerpa en un gran abrazo, luego reunió a sus dirigidos para recibir las medallas de subcampeón por parte de las autoridades de la Liga Regional. El DT destacó que esta situación duele pero que para él este no era el partido a ganar con los chicos de Yuto sino de aquí a 10 años cuando sus jugadores sigan intentando ser alguien en la vida ya sea jugando al fútbol, en sus trabajos.

"Ese es mi partido a ganar, de seguro que si ganábamos hubiera sido mucho más lindo, si quería que ganen era por ellos mismos porque luchamos mucho este año", dijo el exGimnasia.

(Especial Marcelo Pereyra)

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...