El imputado realizó cinco disparos, tiró a matar

Un hombre de 49 años con cara de bueno y los brazos tatuados se sentó en el recinto, lo aguardaba su abogada y la sala de audiencias ya estaba llena, lo esperaban solamente a él para dar inicio al debate oral el octavo piso del Palacio de Tribunales.

Miró a los ojos a todos los presentes y con una sonrisa le dijo a cada una de las partes "buenas tardes, disculpe por llegar tarde".

Quien habría pensado que este hombre apodado "Urraca" de apellido Flores, la noche del 2 de marzo del 2017 llegó en un auto a la casa de su suegra ubicada en el asentamiento 13 de Julio del barrio Malvinas e intentó asesinar a su expareja, a sus hijas, su suegra y cuñados, para luego darse a la fuga.

La declaración de la expareja del imputado, Belén Pardo, hizo que su lenguaje corporal cambie radicalmente. "Urraca" Flores, no le sacó ni un segundo la mirada de encima, cruzó los brazos y las piernas, se mantuvo erguido e intentaba forzar sus músculos pectorales tratando de intimidarla, al punto que la presidente de trámite María Alejandra Tolaba le preguntó si podía seguir declarando ante la presencia del imputado.

Pardo declaró que fue víctima de violencia de género durante varios años por parte de "Urraca" Flores, con quien tuvo dos hijos, realizó más de 5 denuncias luego de ser brutalmente atacada a golpes en distintas fechas previas al hecho que se investiga.

La mujer le dijo al Tribunal en lo Criminal Nº 1 que esa noche estaba en la vereda de la casa de su madre y vio que en la esquina había un vehículo estacionado que no era de ningún vecino. Pardo que tenía en brazos a una de sus hijas se apuró para ingresar a la vivienda cuando vio que el vehículo aceleró y se pegó en su vereda.

Ella vio que era Flores y logró cerrar la puerta con una pierna para que este no ingresara y escuchó un disparo que impactó muy cerca de ella que dio en la pared de la parte de afuera. El imputado metió la mano por la ventana mientras que su pequeña hija lo reconoció y le gritó "papá" saludándolo y este sin responder abrió fuego.

Según los informes de las pericias un total de cinco disparos realizó Flores, uno que impactó afuera de la vivienda y otros cuatro apuntando a su expareja, su suegra, su cuñada y otros niños que jugaban al final de un pasillo. Por fortuna ninguno de los disparos hirió a nadie, pero los tres testigos que declararon coincidieron en que intentó matarlos y a "quemarropa".

La madre de Pardo tiene en su domicilio del asentamiento 13 de Julio una pequeña despensa y una semana antes "Urraca" Flores había llegado y enfretó a su cuñada, "mirá lo que tengo para ustedes", le había dicho mostrando un arma de fuego calzada en su cintura.

La víctima a punto de quebrarse también le dijo al Tribunal que su expareja se grabó videos cargando un arma de fuego e insinuando que los tiros eran para ella y su familia, pero para ese entonces, ella ya había entregado su teléfono celular a los efectivos de la Brigada de Investigaciones y ellos fueron quienes avisaron al fiscal sobre las amenazas y la portación ilegal de armas de fuego.

El próximo lunes será la segunda audiencia de este expediente acumluado que sigue a Javier "Urraca" Flores, acusado de intentar asesinar a su expareja, a sus hijas y otras personas, además de portar armas de fuego y amenazar, tanto a ella como a su entorno íntimo en reiteradas oportunidades.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...