El tiempo desmejoró y se prevén lluvias

 

Luego de varias jornadas de extenuante calor, y casi con un verano adelantado debido a las altas temperaturas que ya se registran en la provincia y la región del Noa, finalmente ayer hubo un leve descenso en las marcas, con cielo nublado y lluvias con algunas ráfagas de viento que trajeron alivio a los jujeños.

Según los registros del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) ayer el termómetro marcó una temperatura máxima de 30 grados y una mínima de 19, ya que si bien durante las primeras horas del día e incluso hasta la tarde el clima fue agradable, pasadas las 16 el cielo se cubrió y la lluvia no tardó en aparecer. Si bien el chaparrón fue bastante intenso duró sólo unos minutos, pero fue suficiente para propiciar una temperatura agradable.

La lluvia interrumpió algunas actividades que estaban previstas realizarse en la tarde de ayer, como eventos deportivos y religiosos que debían desarrollarse al aire libre y en algunos casos debieron suspenderse.

Similar situación se registró en algunas localidades del interior, especialmente de la zona de Valles y Yungas, donde también hubo fuertes precipitaciones y ráfagas de viento. En tanto que, como suele suceder, en la zona de Quebrada y Puna primó el buen tiempo y el sol copó el cielo desde la mañana hasta la tarde.

Continuará el calor

Según las previsiones del Servicio Meteorológico Nacional, a lo largo de esta semana el tiempo permanecerá inestable.

En principio se estima que primarán las jornadas calurosas, con máximas que rondará entre los 33 y 35 grados, aunque en general el cielo estaría parcialmente cubierto.

Para hoy se prevén lluvias únicamente por la mañana, en tanto que mañana y el miércoles no se prevén precipitaciones.

Recién el jueves volvería a llover, ya que se pronostican tormentas durante todo el día, mientras que el viernes y hacia el fin de semana, el tiempo también se presentaría inestable.

Espejos de agua copados

Durante el fin de semana fueron numerosas las familias que optaron por trasladarse hasta los ríos, complejos con piletas y demás espejos de agua a fin de resguardarse y combatir el calor.

Los lugares de mayor convocatoria fueron Yala, Reyes y otras zonas cercanas a los Valles.

Cabe mencionar que muchas otras familias aprovecharon para armar sus pequeñas piletas inflables en los patios, especialmente para que los más chicos puedan refrescarse.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...