La UIA advirtió que por la crisis "La industria seguirá en caída"

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, sostuvo ayer que la actividad productiva del país "continuará en caída", aunque estimó que podría haber algún síntoma de "reactivación a partir del segundo semestre".

"Desde el punto de vista de la actividad industrial, no vemos una recuperación en el corto plazo. Al contrario creemos que continuará la caída a lo largo de este primer semestre", alertó el dirigente.

Agregó que "enero y febrero han sido muy malos" y consideró que "la reactivación puede llegar a partir del segundo semestre, a partir de la mejora del campo que algo va a derramar en la industria y la recuperación gradual del mercado interno".

Añadió: "En otro momento, había sectores que estaban mejor que otros. Pero la verdad que ahora la caída es generalizada, no se salva nadie".

"A principios de 2018 había algunos sectores, especialmente la construcción, creciendo a tasas del 20%, mientras que el resto lo hacía al 5% ó 6%. Ahora la realidad es que están todos con fuertes caídas y un gran aumento de la capacidad ociosa", alertó Acevedo, en un reportaje publicado en el portal Infobae.

Según el empresario, "las compañías que viven del mercado interno están todas muy comprometidas, porque no se ve todavía una recuperación. Y la suba de las tasas impositivas para los que se atrasan es otro golpe muy duro para el sector".

Además, aseguró que en el sector fabril "nadie quiere despedir. El personal de la industria es altamente capacitado, es un activo que lleva mucho tiempo formar. Se empieza por (recortar) horas extras, bajando turnos, adelantando vacaciones y suspendiendo personal. La última instancia son los despidos".

Agregño que en la coyuntura actual el Gobierno y el sector empresario deben buscar "paliativos", para alcanzar el "menor daño posible" al aparato productivo.

"Hoy creo que no se puede salir de lo que se hizo, de lo que el Gobierno está haciendo con el FMI", dijo Acevedo.

A la mitad de su potencial

La industria volvió a mostrar síntomas de atravesar una profunda recesión, ya que, según los datos oficiales de diciembre, el sector manufacturero sólo trabajó al 56,6% de la capacidad instalada, el nivel más bajo desde julio de 2002 cuando el país afrontaba la peor crisis de su historia.
De acuerdo con los datos del Indec, la utilización de la capacidad instalada en el sector fabril se ubicó en diciembre pasado en el 56,6%, lo que significó una baja del 7,4% respecto del registrado en el mismo mes de 2017 (64%).
Según la estadística oficial, en la caída se destacan el rubro textil y el automotriz, en parte por paradas técnicas propias de la industria, con niveles de ociosidad de más del 65%.
El indicador refleja directamente el proceso crítico que atraviesa la producción, que en diciembre verificó un derrumbe del 14,7% en la medición interanual y cerró 2018 con una baja acumulada del 5%.
Los bloques sectoriales que presentaron en diciembre niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al índice general fueron: refinación del petróleo (77,4%), industrias metálicas básicas (69,4%), papel y cartón (66,8%), sustancias y productos químicos (66,4%).

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...