Se acerca la ofensiva final

Las fuerzas kurdo-árabes seguían buscando miembros del grupo Estado Islámico (EI) ayer entre los evacuados del último reducto yihadista en Siria, al tiempo que esperaban la salida de todos los civiles para lanzar su ofensiva final.

En los últimos días hombres, mujeres y niños, entre ellos muchos extranjeros, salieron por miles de la pequeña zona todavía en manos del EI, en el pueblo de Baghuz, en el este de Siria.

Pero según las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una alianza kurdo-árabe, todavía quedan miles de civiles, principalmente familiares de los yihadistas, en este reducto de medio kilómetro cuadrado donde solo hay algunas casas y un campamento.

Las FDS, que tiene el apoyo de la coalición internacional liderada por Washington, esperan la salida de los últimos civiles para reanudar la ofensiva contra los yihadistas, escondidos en túneles y protegidos por un mar de minas.

En la mañana de ayer hombres, mujeres y niños que salieron la víspera de Baghuz a bordo de unos cuarenta camiones, fueron registrados e interrogados por las FDS, que intentan identificar a los yihadistas entre ellos.

Entre los desplazados había unas 300 personas heridas, principalmente mujeres, sobre todo por minas o bombardeos.

Entre ellas había una niña de 11 años que perdió una pierna y un niño de tres años que se rompió la muñeca cuando acompañaba a su madre embarazada, también herida.

Varias mujeres explicaron no haber podido salir antes de Baghuz porque no tenían suficiente dinero para pagar a los guías clandestinos que les ayudan a huir de los yihadistas.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...