Peligrosa ecuación: Facebook y la Libertadores

La actual edición de la Copa Libertadores estrenó una nueva forma de transmisión de partidos a través de las redes sociales. Ahora, la cada vez más polémica Facebook arregló con Conmebol, la transmisión exclusiva de todos los partidos de los jueves de la edición 2019 del torneo continental a través de la plataforma Facebook Watch. El contrato se extiende hasta el 2022.

En medio de la crisis que atraviesa la red social a nivel mundial, la entidad madre del fútbol de América del Sur le cedió los derechos de transmisión exclusiva de los partidos de los jueves, otrora emitidos por la señal de cable Fox Sports, sin medir el impacto que podría ocasionar en los fanáticos del fútbol.

Si bien "ver" el partido por Facebook Watch será gratis, significará un cambio cultural en la forma de ver los partidos. Ya que esta vez el celular, una computadora o un smart TV son las herramientas necesarias para utilizar la aplicación de la red social creada por Mark Zuckerberg y disfrutar de los partidos de los jueves. En caso de no contar con un televisor inteligente, la utilización del Google Chromecast o un artefacto similar resultará obligatorio para dar continuidad a la tradición de ver fútbol frente a una pantalla en la comodidad del living. Sumado a una buena conexión a internet que soporte una transmisión en HD o FHD en tiempo real.

Ayer estaba previsto que, nuevamente un partido de Huracán de Parque Patricios sea transmitido en vivo a través de Facebook Watch, luego de una "floja" primera experiencia, en la que muchos fanáticos del "globo" criticaron los aspectos técnicos, desde la latencia hasta la calidad de imagen. Y son los mismos usuarios los que ponderaron la transmisión de la TV por sobre la realizada por Facebook, ya sea por la experiencia en ese tipo de trabajos, como así también por lo restrictivo que supone utilizar la red social. Es que muchos de los fanáticos argentinos no tienen redes sociales, y con los antecedentes de filtración masiva de datos privados y sensibles de sus usuarios, y sin ir más lejos de la última semana, con fallas severas de sus funciones, no verían con buenos ojos abrir una cuenta. Más todavía, cuando los partidos de Copa Libertadores estaban incluidos en el abono básico de cualquier cable operador sin pagar un centavo adicional.

Si en Buenos Aires, la velocidad de internet no es la acorde para mirar un partido por streaming en vivo, en provincias del interior o en ciudades del "interior del interior", la capacidad técnica para acceder a este tipo de servicios es prácticamente nula, por lo que millones de personas se quedan sin una buena parte de la Copa Libertadores.

La llegada de Facebook al fútbol, visto desde el lugar de las compañías, representa "un precedente negativo", ya que no sólo captura la audiencia sino que preocupan el desvío de importantes recursos económicos de publicidad, que son vitales para el ecosistema de medios, tanto gratuitos como por suscripción. "Se ponen en riesgo cientos de empresas", advirtieron.

Cuando el mundo de las telecomunicaciones y de la tecnología empieza a apuntar a la multiplicidad de pantallas, a la convergencia; Conmebol y Facebook, va en contramano, y deciden volcar de manera exclusivas cuantiosos contenidos a la pantalla del celular, dejando fuera a muchísimos fanáticos del fútbol.

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...