Thelma Fardin: "No queremos ser verdugas de nadie"

 La presentación de un libro de la periodista Mariana Carbajal reunió en una misma mesa a su colega Luciana Peker, a la escritora Claudia Piñeiro y a la actriz Thelma Fardin para debatir los desafíos futuros del feminismo después del "Yo te creo, hermana", la consigna que dio título a la publicación. El texto de la Editorial Aguilar, reúne testimonios de mujeres que sufrieron distintos tipos de violencia en ámbitos y épocas distintos.

Después de la bienvenida de Natalia Stoppani, representante del Centro Cultural de la Cooperación, que delineó un panorama de la situación de los reclamos de derechos de las mujeres hoy, Claudia Piñeiro señaló la importancia de que a las mujeres que dan su testimonio en el libro "alguien les haya creído". Se trata de monjas, de enfermeras, de integrantes del mundo del espectáculo, de oficinistas, colectiveras, tareferas, "de lugares donde hay alguien que tiene poder sobre alguien que siente que no lo tiene".

Piñeiro destacó el capítulo "No te pegan, no te violan, no te matan", donde se recogen situaciones cotidianas que las mujeres tienen naturalizadas. "Todas esas violencias que pasan desapercibidas. Una está en un trabajo y viene el jefe y te toca el culo. Pequeñas violencias que terminan siendo grandes, y que aceptábamos porque eran parte del sistema", explica.

La escritora lamentó que haya "cosas que todavía hay que explicar". "Por ejemplo, hace poco en Twitter publiqué que deseaba que las mujeres ganaran lo mismo que los hombres, y me contestaron '¿De dónde sacaste que las mujeres no ganan el mismo salario?'", se sorprende. "Yo trabajé en una empresa donde el dueño me decía que los hombres tenían que ganar más porque mantenían el hogar y las mujeres no", relata.

Claudia lanzó un tema espinoso: en una conferencia reciente, le preguntaron a la filósofa Judith Butler qué posición tenía el feminismo con respecto a los casos en que los denunciados por abuso se suicidan, tomando el ejemplo del músico mexicano Andrés Gil. "¿Queremos denunciar el acto de violencia, de explotación, de desigualdad o arruinar a una persona?", invitó a reflexionar Butler. "Es muy distinto decir a viva voz que hay actitudes que no se aceptan más a querer eliminar al individuo porque así nos convertimos en jueces y verdugos", expresó . 

Thelma Fardin, la actriz que denunció por violación a Juan Darthés dijo que después de haber decidido hablar, se vio compelida a pensar qué podía hacer ella con lo que le había pasado, pero que no encontró textos que la ayudaran en esa tarea. "Algún libro que me permitiera pensar que yo no era la única, que no estaba loca, que no estaba sola. Por eso este libro es tan importante. Por eso es importante que aquellas que todavía no pudieron contar su historia lo hagan", opina.

Con respecto a la reacción adversa de ciertos sectores sociales con respecto a la visibilidad de las demandas de las feministas, alega: "Parece que de no hablar del tema estamos hablando de eso todo el tiempo. Nos fuimos al otro extremo, dicen muchos. 'Basta de la cara de Thelma, pasemos a otra cosa'. Pero el feminismo nació en el siglo XVIII y todavía tenemos que estar explicando cuestiones", argumenta.

Thelma piensa que llegó el momento de pensar cómo se va a hacer justicia desde el feminismo después de hablar. "Abrimos una puerta, rompimos una barrera, un cristal, porque no podemos decir que nadie sabía lo que estaba pasando, no es que nos soprendimos. Pero ahora nos espera otra tarea".

Una de las posibilidades que examina -retomando la interpelación a Butler- es el desarrollo de "juicios por la verdad", procesos judiciales que no tienen efecto punitivo. "Muchas veces, lo que estamos buscando no es ser verdugas de nadie, no es pagar con la misma moneda. En los testimonios que recibo no escucho que quieran salir a cortarle la cabeza a nadie, sino que se sepa lo que les pasó, que alguien las escuche, que las abrace, que les crea", revela.

La actriz busca un cambio social: "Tenemos que estar juntas para hacer algo que trascienda el testimonio propio".

Luciana Peker destacó el rol que la autora de "Yo te creo hermana" tuvo en el desarrollo del periodismo de género en la Argentina y advirtió que todavía hoy las mujeres que se dedican al tema son agredidas y tienen dificultades para proponer temas dentro de las redacciones. También invitó a los varones a romper los "pactos de caballeros" que esconden complicidades con las violencias y los abusos.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...